La costa andaluza se prepara ante un verano con interrogantes

Sevilla, 25 abr (EFE).- El sector turístico del litoral andaluz afronta con incertidumbre la pretendida reactivación del turismo a partir del verano, demanda en general garantías sanitarias y económicas para la reapertura de los establecimientos y, aunque todos ven complicado limitar el aforo de las playas, la mayoría no lo ve imposible.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha defendido estos días la posibilidad de abrir “con limitaciones” hoteles, restaurantes y playas el próximo verano, con propuestas que la Junta ya está estudiando con el sector, con el que coincide en la necesidad de que la actividad se vaya recuperando paulatinamente.

En Almería, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Ashal) respalda en principio la posibilidad de que la desescalada andaluza se inicie en esta provincia por la baja incidencia en ella del covid-19, pero siempre que sea con garantías económicas y sanitarias y un protocolo de actuación consensuado con el sector.

Sobre las posibles reformas en sus locales, algunos empresarios apuntan que cualquier actuación que se lleve a cabo en esta “situación crítica” por la que atraviesan supondrá un importante desembolso, por lo que piden a la administración financiación para afrontarlo, y respecto a si ven viable limitar el acceso a las playas, consideran que todas las medidas que sean consensuadas “pueden ser adoptadas y seguramente bien vistas por los ciudadanos”.

En la provincia de Cádiz, Juan Bermúdez, alcalde de Conil de la Frontera, uno de los municipios más turísticos de la costa andaluza, cree que controlar el aforo de las playas es una medida especialmente complicada en el litoral de Costa de la Luz, que cuenta con kilométricos arenales, pero no imposible si es la condición para que pueda reactivarse un sector vital para la zona.

También Manuel Flor, alcalde de otro municipio de la zona, Vejer de la Frontera, del que depende la playa de El Palmar, que llega a acoger en días álgidos de verano a 30.000 personas a lo largo de sus siete kilómetros, cree que por muy difícil que sea el control del aforo en un lugar así se hará, redoblando esfuerzos.

“Lo que no podemos permitirnos es que no haya temporada. No nos podemos permitir un verano sin turismo”, ha afirmado a Efe.

En la Costa Tropical de Granada, el presidente de la Asociación de Chiringuitos, Francisco Trujillo, apuesta por que las administraciones escuchen al sector antes de tomar medidas, entiende que una limitación del aforo de los locales será “inevitable” pero inviable si no se garantiza la viabilidad del negocio y se evitan despidos, y ve “muy difícil” el control en las playas, que deberá responder más a la concienciación de cada uno que a una imposición.

El presidente de la Federación de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Gregorio García, considera que el sector, teniendo en cuenta que Andalucía ha sido una comunidad “poco contaminada”, estaría dispuesto a abrir si se garantiza la seguridad para el cliente y en función de la evolución de la demanda: “La hostelería ha estado toda la vida sometida a controles sanitarios, lo que hay es que protegerse de este virus”.

En Málaga, el presidente de la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Fahat) y de la patronal hotelera de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, ha afirmado a Efe que primero es necesario conocer el calendario de desescalada, y después el sector verá cómo mantener el distanciamiento que, en el caso de los hoteles, supondría “separar a los clientes en todas las estancias”.

En Alemania se ha cancelado el Oktoberfest, la fiesta de la cerveza que iba a celebrarse en septiembre, mientras en Andalucía se habla de abrir playas, ha señalado Callejón, quien ha demandado que se comunique a los profesionales del sector “los datos en los que se basan” para vaticinar esta reapertura en verano.

“No estamos siendo realistas. Primero el calendario, y después ya veremos cómo” abren los establecimientos porque hay que “empezar las cosas por los cimientos”, ha insistido el presidente de Fahat.

En Huelva, el sector, ha indicado a Efe Rafael Barba, secretario del Círculo Empresarial de Turismo, considera que “conceptualmente” poder ir reactivando el sector turístico les parece “un camino a recorrer interesante” y entiende que podrían estar “mejor preparados que otros” por la escasa incidencia del covid-19 y porque esta provincia cuenta con “más extensión de territorio, playas más desahogadas, naturaleza e instalaciones hoteleras no tan obsoletas como en otros sitios y donde se priorizan los grandes espacios”.

Pero demandan a la Junta participación del sector, además de una normativa de condiciones de apertura homogénea para todo el país: “No vale que cada uno tenga la suya sino que han de ser de carácter general para todos los establecimientos”, señala tras apuntar a la “incertidumbre” sobre cómo y cuándo se retomará la actividad.

Acerca de ProfesionalesHoy 31668 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy