La industria del motor inicia su particular desescalada

Madrid, 26 abr (EFE).- La industria del motor encara su particular vuelta a la actividad después de que todas sus plantas en España pararan su producción a mediados de marzo ante el avance del coronavirus y con la incógnita de cuándo podrán reabrir los concesionarios de telón de fondo.

Entre las primeras fábricas de montaje en retomar la actividad destaca la de Seat (grupo Volkswagen) en Martorell (Barcelona), que reabrirá sus puertas este lunes, junto a las plantas que el fabricante tiene en la Zona Franca de Barcelona (chapa) y en El Prat de Llobregat (cajas de cambio).

En total, volverán al trabajo 3.000 de los 11.000 trabajadores de producción de Seat, que emplea a unas 15.000 personas.

También está previsto que retomen gradualmente a partir de este lunes la producción las fábricas de Volkswagen en Pamplona y de Mercedes-Benz en Vitoria.

Dos días después, el miércoles 29, retomarán su actividad las fábricas de ensamblaje de Renault en Valladolid y Palencia, que se sumarán a las plantas que el fabricante francés tiene de motores, en Valladolid, y de cajas de cambio, en Sevilla, que reabrieron el pasado 16 de abril, principalmente para atender a la exportación.

El lunes, también reanudarán la actividad los centros productivos de Nissan de Ávila y Los Corrales de Buelna (Cantabria), mientras que la planta que el fabricante japonés tiene en la Zona Franca (Barcelona), lo hará el 4 de mayo, cuando está previsto que se reincorporen cerca de 2.000 trabajadores para poner en marcha la línea 2, la que produce las furgonetas ‘pick-ups’.

No obstante, la vuelta al trabajo en la planta catalana podría verse dificultada, ya que el comité de Nissan en la Zona Franca y Montcada i Reixac (Barcelona) amenazó con llevar a cabo una huelga indefinida a partir de la fecha de reapertura para exigir que la empresa “clarifique el futuro inmediato” de estos centros de trabajo.

Ford anunció que la suspensión de la producción de motores y de vehículos en la factoría de Almussafes (Valencia) continuará, al menos, hasta el 4 de mayo, en línea con el resto de plantas europeas del grupo.

Iveco ha aplazado al 11 de mayo la reanudación de la actividad de sus dos fábricas en España (Valladolid y Madrid) prevista inicialmente para el día 4, debido a que las plantas que les suministran gran parte de las piezas están en el norte de Italia y permanecen cerradas por la covid-19.

Está previsto que las fábricas italianas retomen la actividad a principios de mayo, por lo que habrá que esperar unos días para que las piezas lleguen a España y se pueda garantizar la producción en las plantas de Valladolid y Madrid, que cuentan con 1.000 y 2.300 empleados, respectivamente.

El fabricante francés PSA, que reúne marcas como Citroën, Peugeot y Opel y en España cuenta con plantas de ensamblaje en Vigo, Zaragoza y Madrid, ha avanzado que sólo retomará la producción en Europa cuando lo justifique la reanudación de las ventas de coches y que, además, lo hará a un ritmo menor al que avancen las matriculaciones.

La fabricación de vehículos en España, noveno productor del mundo, se desplomó el 45 % en marzo respecto al mismo mes de 2019, hasta 143.737 unidades, debido al cierre de todas las plantas a mediados de mes por la covid-19, según datos de la asociación de fabricantes Anfac, que para abril prevé una producción prácticamente “nula”.

“Dado que el estado de alarma y el cierre de las fábricas se va a prolongar, previsiblemente, durante todo el mes de abril, el cuarto mes del año se cerrará con una producción mínima, prácticamente nula”, según Anfac, que asume que en el conjunto del año se fabricarán hasta 700.000 unidades menos que en 2019.

Así, el ejercicio cerrará con una producción total que apenas superará los 2 millones, con lo que retornará a los niveles de los peores años de la crisis económica -1.979.000 unidades en 2012-. EFE

atm/bmc/sgb

Acerca de ProfesionalesHoy 31508 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy