Caen un 51,4 % los ingresos en efectivo del Banco Nacional de Australia por la COVID-19

Sídney (Australia), 27 abr (EFE).- El Banco Nacional de Australia (NAB), uno de los cuatro principales de su país, reportó este lunes una caída del 51,4 % en sus ingresos en efectivo entre octubre de 2019 y marzo de este año, que atribuye al impacto de la pandemia del COVID-19.

Los ingresos en efectivo del NAB, que ha suspendido hoy las transacciones en la bolsa australiana, fueron de 1.436 millones de dólares australianos (922 millones de dólares estadounidenses o 852 millones de euros), según el informe semestral del banco publicado quince días antes de lo previsto.

Estos resultados se atribuyen al aumento de sus reservas en unos 1.200 millones de dólares australianos (771 millones de dólares estadounidenses o 713 millones de euros) para cubrir las futuras deudas incobrables, que en gran parte se prevén vinculadas a la pandemia.

Asimismo el beneficio neto de las operaciones continuas de ese mismo período fue de 1.208 millones de dólares australianos (777 millones de dólares estadounidenses o 717 millones de euros), lo que representa una caída del 58,4 %.

Este banco también anunció una recaudación de capital combinada de 3.500 millones de dólares australianos (2.250 millones de dólares estadounidenses o 2.079 millones de euros) a través de un plan de colocación y compra de acciones para ayudar a reforzar su balance.

“Estamos tomando medidas decisivas para gestionar el rápido y sin precedentes trastorno causado por COVID-19 y al mismo tiempo estamos siendo claros sobre nuestra estrategia a largo plazo para el NAB”, dijo Ross McEwan, director ejecutivo de la entidad.

El NAB destacó que las medidas adoptadas en Australia contra la COVID-19 y los multimillonarios paquetes de ayuda financiera implementados por el gobierno ayudarán a superar la crisis.

Aunque recalcó que el tiempo y el ritmo de la recuperación siguen siendo altamente inciertos.

“Para Australia, esperamos que el PIB disminuya un 8.4 % en septiembre de 2020 en comparación con diciembre de 2019 y no volver a los niveles anteriores de COVID-19 hasta principios de 2022”, concluye el banco australiano en el informe divulgado hoy.

Acerca de ProfesionalesHoy 31590 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy