Bankia dota provisiones por el coronavirus y gana un 54 % menos hasta marzo

Madrid, 29 abr (EFE).- Bankia ha decidido fortalecer su balance, como están haciendo sus competidores, y ha renunciado a una parte de su beneficio neto trimestral para destinar 125 millones de euros a provisiones extraordinarias por el impacto del coronavirus, lo que reduce sus ganancias un 54,14 % y las deja en 94 millones.

Sin esta dotación, el beneficio neto habría bajado un 11,3 %, ha explicado este miércoles en rueda de prensa remota el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, que no duda de que la crisis provocada por la pandemia elevará la morosidad, por lo que tendrá que hacer más provisiones, aunque descarta cerrar 2020 en pérdidas.

Sevilla considera, sin embargo, que los ingresos se mantendrán porque aunque el negocio hipotecario y el de consumo caerán, el crédito a empresas crecerá más de lo esperado.

El consejero delegado ha reclamado un acuerdo político que permita salir “pronto y rápido” de la crisis de la covid-19, al tiempo que ha insistido en la necesidad de asegurar las rentas de quienes han perdido su empleo, “sin dejar a nadie atrás”, y de conservar el tejido empresarial.

Es el momento de que toda la sociedad “arrime el hombro” y Bankia lo está haciendo de varias maneras, entre ellas los créditos ICO avalados en un 80 % por el Estado, de los que ha formalizado ya algo más del 75 % de la cuota del 7,5 % que les corresponde de los dos tramos ya liberados, que suman 40.000 millones.

Las líneas de financiación del ICO pueden llegar hasta los 100.000 millones de euros si es necesario, y están funcionando muy bien, ha dicho Sevilla, que ha pedido que el Instituto libere más tramos y ha afirmado que la entidad se esfuerza al máximo para agilizar los procesos y hacer llegar la liquidez a las empresas que lo necesiten.

En cuanto a las moratorias que Bankia ofrece a clientes con dificultades para hacer frente a hipotecas y créditos de consumo, las ha cifrado en 19.000 y 14.000 millones de euros, respectivamente, lo que sería en torno al 3 % de la cartera en el primer caso y el 2 % en el segundo.

Para Bankia, que pertenece al Estado a través del FROB en algo más de un 60 %, ahora no es el momento más adecuado para retomar el proceso de privatización ni para pensar en fusiones, ni tampoco es oportuno planear lo que harán con el exceso de capital que tienen, con el que querían pagar un dividendo extra antes de la pandemia.

En cuanto al negocio, la dotación a provisiones no ha impedido que la entidad se mantenga entre los bancos con mejor ratio de solvencia, que en el caso del capital de máxima calidad CET1 “fully loaded” (sin incluir las plusvalías soberanas latentes) supera los requerimientos y se sitúa en el 12,92 %.

El crédito a la clientela bruto ha cerrado el primer trimestre en 121.029 millones de euros, un 0,3 % más que a cierre de 2019, con una morosidad que baja 130 puntos, hasta el 4,9 % y una tasa de cobertura de saldos dudosos que mejora en 1,3 puntos y alcanza el 55,3 % frente al trimestre anterior.

Según explica la entidad, aunque la covid-19 ha impactado en la nueva producción crediticia de marzo, el saldo de crédito a empresas ha crecido un 9,5 % interanual.

Las formalizaciones de hipotecas avanzan un 5,5 % en tasa interanual y las de empresas, un 10,4 %, mientras que en consumo el descenso es del 13,9 %.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses, que recoge la mayor parte de los ingresos, se sitúa en 458 millones de euros tras caer un 8,7 %, mientras que el bruto sube un 1,1 % impulsado por las ventas de carteras de renta fija y las comisiones.

El proceso de desescalada no va a ser muy complejo en el caso de Bankia, que ha mantenido abiertas el 90 % de sus oficinas, aunque primará la protección de la salud de empleados y clientes.

Acerca de ProfesionalesHoy 33889 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy