El déficit del Estado cae un 13,9 % hasta marzo, con poco efecto aún de COVID

Madrid, 29 abr (EFE).- El Estado ha acumulado en el primer trimestre del año un déficit de 5.509 millones de euros, lo que supone un descenso del 13,9 % respecto al mismo periodo de 2019, ha informado el Ministerio de Hacienda, que por un “principio de prudencia” no ha facilitado el equivalente de esa cifra en términos de PIB.

El ministerio ha preferido esperar a que se publique una previsión del PIB actualizada a la situación generada por el COVID-19, cuyo impacto sobre las operaciones del Estado aún es poco significativo, aunque ya se ha notado una caída de la recaudación por IVA e IRPF en marzo y un aumento del gasto asociado a prestaciones sanitarias y de farmacia.

Sin incluir el gasto correspondiente al pago de intereses de la deuda pública, el déficit estatal del primer trimestre baja a 364 millones, frente a los 900 millones de marzo de 2019.

Asimismo, la reversión al Estado de las autopistas de peaje AP-7 y AP-4 en enero tras finalizar su concesión ha tenido un impacto contable no recurrente de 1.745 millones de euros, que Hacienda recuerda que va a afectar al volumen de ingresos y gastos durante todo el ejercicio pero que no tendrá incidencia en el déficit.

Los ingresos no financieros del Estado ascienden a 47.499 millones hasta marzo, un 2,4 % más respecto al mismo periodo de 2019, si bien la recaudación de impuesto y cotizaciones cayó el 1,7 %, hasta 40.608 millones.

Destaca el IVA, cuya recaudación descienden un 3,8 % en el primer trimestre, hasta 21.396 millones, una cifra que incluye el primer impacto del estado de alarma.

Los ingresos por IRPF caen un 10,2 %, hasta 9.705 millones, 1.097 millones menos que en el primer trimestre de 2019, de los cuales 961 millones corresponden al descenso en el mes de marzo.

Por el contrario, el Impuesto sobre Sociedades aumenta en 710 millones, hasta 1.033 millones, debido a una devolución extraordinaria realizada en 2019 sin correspondencia en 2020.

Los gastos no financieros crecen un 0,4 %, hasta 53.008 millones, por la evolución de la inversión, los consumos intermedios y las transferencias al sistema de la Seguridad Social.

Los consumos intermedios es la partida de gasto que más ha crecido por la pandemia este mes, un 58,1 %, como consecuencia del gasto de 896 millones en el programa de prestaciones sanitarias y farmacia, sin correspondencia en 2019.

La remuneración de asalariados sube un 2,6 % por la equiparación salarial de la Policía y Guardia Civil con los cuerpos autonómicos y por la subida de retribuciones de los empleados públicos un 2 % en 2020.

Hasta febrero de 2020, el déficit conjunto de la Administración Central, los Fondos de la Seguridad Social y la Administración Regional, excluida la ayuda financiera, se sitúa en 11.245 millones de euros, un 2,9 % superior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La Administración regional acumula un déficit hasta febrero de 892 millones, el doble que un año antes, debido a que en los dos primeros meses de 2019 se concedieron anticipos a cuenta del sistema de financiación autonómica por importe de 902 millones de euros, cifra que supera en más del doble el volumen concedido en 2020.

Además se observa un incremento generalizado de las partidas de gasto de las autonomías y un peor resultado presupuestario en comparación con un año ante, salvo para Asturias, Baleares, Canarias, Murcia, Navarra y País Vasco.

Acerca de ProfesionalesHoy 31628 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy