Ford anticipa más de 5.000 millones de pérdidas en el segundo trimestre

Washington, 28 abr (EFE).- El Grupo Ford perdió 1.993 millones de dólares en el primer trimestre del año y anticipó que las cifras del segundo trimestre serán incluso peores, con pérdidas de más de 5.000 millones de dólares, a consecuencia del impacto de la pandemia COVID-19.

Ford dejó de producir vehículos en la segunda mitad de marzo, al final del primer trimestre, y sus factorías han permanecido cerradas durante todo abril.

La compañía anunció hoy que sus plantas europeas empezarán a volver a la normalidad a partir del 4 de mayo. Pero en Norteamérica, el mercado clave para los beneficios de Ford, el plan para reiniciar las factorías todavía está siendo negociado con las autoridades y los trabajadores.

A pesar de estas dificultades, el presidente y consejero delegado de Ford, Jim Hackett, señaló durante una conferencia telefónica con analistas y medios de comunicación que la compañía está implementando las medidas para salir fortalecida de la crisis causada por la enfermedad.

“De igual forma que en 2008-2009, uno de los objetivos es no solo capear el temporal sino emerger de la crisis listos para construir un mejor futuro”, señaló Hackett.

El máximo ejecutivo de Ford explicó que “aunque tomamos medidas para conservar liquidez, seguimos avanzando con nuestro plan y esto va a apalancar una nueva cartera de vehículos, un compromiso a vehículos autónomos y la electrificación, asociaciones globales y una mejor experiencia para los clientes”.

Por su parte, Jim Farley, el nuevo director de operaciones de Ford, añadió que “vamos a salir de esto más fuertes”.

Con respecto a los resultados de los tres primeros meses del año, Ford señaló que sus ingresos se redujeron un a 34.320 millones de dólares, un 14,9 % menos que en 2019 y que sus pérdidas ajustadas antes de intereses e impuestos supusieron 632 millones de dólares frente a los 2.447 millones de beneficios ajustados el año anterior.

Las cifras son consecuencia de la caída un 12,5 % de las ventas de automóviles en el primer trimestre del año, la mayor pérdida de los tres grandes fabricantes estadounidenses (General Motors, Ford y Fiat Chrysler) y el mayor declive trimestral para la compañía en 11 años.

Ford dijo que en el primer trimestre solo Norteamérica registró beneficios para la compañía al tener unas ganancias antes de intereses e impuestos de 346 millones de dólares.

Pero en Suramérica, la compañía perdió 113 millones, en Europa 143 millones, en China 241 millones y en los mercados restantes 26 millones de dólares.

Lo mejor del trimestre fueron los resultados de Ford Credit, el brazo financiero del grupo, tuvo unos beneficios netos de 21 millones de dólares tras sumar ingresos por valor de 2.967 millones de dólares.

“ACCIONES DECISIVAS”

El director financiero de Ford, Tim Stone, explicó que la compañía ha tomado “acciones decisivas” para rebajar sus costes y gastos de capital y que han sido “oportunistas” al fortalecer su balance de cuentas y optimizar su “flexibilidad financiera”.

“Creemos que el efectivo de la compañía es suficiente para el resto del año incluso sin ventas adicionales de vehículos o acciones financieras”, añadió Stone.

Ford tenía a 31 de marzo de 2020 un total de 35.100 millones en liquidez mientras que Ford Credit contaba con 28.000 millones de dólares.

Ford también señaló que de cara a la pandemia está reduciendo sus costes operativos, disminuyendo sus gastos de capital y aplazando parte de los salarios de los ejecutivos.

Stone también señaló que sin la crisis provocada por COVID-19 la compañía habría registrado unos beneficios antes de intereses e impuestos de unos 1.400 millones de dólares.

Hackett terminó declarando que con las medidas tomadas por la empresa poco antes e inmediatamente después de la propagación de la pandemia de COVID-19, “creemos que salvaguardamos el brillante futuro de Ford”.

Acerca de ProfesionalesHoy 31524 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy