REE ganó el 9,7 % menos y no prevé impacto significativo por covid-19 en 2020

Madrid, 29 abr (EFE).- Red Eléctrica de España (REE) ganó 172,6 millones de euros entre enero y marzo, el 9,7 % menos que un año antes, lastrado por el aumento de las amortizaciones, del gasto financiero y de los costes de personal, y con el mantenimiento de los ingresos en 500 millones pese a la incorporación de Hispasat.

En las cuentas remitidas al supervisor bursátil, el gestor del sistema eléctrico español asegura que no espera que el impacto de la covid-19 en sus resultados de 2020 sea “muy significativo”, dado los sectores en los que opera y a pesar de las incertidumbres que rodean a la pandemia.

“El grupo cuenta con una sólida posición financiera para afrontar estos difíciles momentos”, según la misma fuente, en la que se recuerda que Red Eléctrica ha reforzado su liquidez con la emisión de 1.100 millones de euros en bonos y que en las última semanas ha suscrito operaciones de préstamo y crédito por 375 millones.

A mediados de abril, la posición de liquidez del grupo era de 3.000 millones de euros -1.011 millones de disponibilidad en caja y 1.987 millones de pólizas de crédito disponibles-.

Esta posición, añade, garantiza poder hacer frente a las necesidades operativas de caja, a los vencimientos de deuda de los tres próximos ejercicios -836 millones en 2020, 167 millones en 2021 y 930 millones en 2022- y a situaciones adversas de los mercados financieros que pudieran producirse en los próximos meses como consecuencia de la evolución de la crisis del coronavirus.

De vuelta a las cuentas del primer trimestre, la cifra de negocio se situó en 500,5 millones de euros, el 0,1 % más, tras la entrada en vigor de la nueva retribución para las actividades de transporte y de operación del sistema y con la incorporación, por primera vez, de los ingresos generados por Hispasat (40,6 millones).

El resultado bruto de explotación (ebitda) retrocedió el 1 %, hasta 402,0 millones, con un incremento de los costes de personal del 17 %, debido, fundamentalmente, a la incorporación de la plantilla de la compañía de satélites adquirida a Abertis.

“El incremento experimentado por las amortizaciones, por la incorporación de nuevos negocios, y unos mayores gastos financieros, consecuencia de un mayor volumen de deuda, han hecho que el resultado del primer trimestre haya sido un 9,7 % inferior al del año pasado”, según la misma fuente.

A lo largo del trimestre, el grupo invirtió 457,1 millones de euros, de los que 374,3 millones se destinaron a la compra del 50 % de la sociedad de transporte de electricidad brasileña Argo, y otros 64,1 millones al desarrollo de la red de transporte nacional, el 13,8 % más que un año antes.

A 31 de marzo, la deuda financiera neta de Red Eléctrica era de 6.376,4 millones de euros, frente a los 6.025,6 de finales del año pasado.

El saldo medio de la deuda bruta se situó en 6.817 millones de euros, 1.029 millones más que en el primer trimestre de 2019.

Por otra parte, la compañía ha recordado que la irrupción de la covid-19 ha supuesto un retroceso en la demanda de electricidad del 6,3 % en marzo, con un descenso en el consumo industrial y de servicios y el aumento de la demanda de origen doméstico.

“El sistema eléctrico español, pese a estas circunstancias extraordinarias, sigue operando, sin incidencias significativas”, afirma Red Eléctrica.

Acerca de ProfesionalesHoy 31460 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy