La COVID-19 deja caídas históricas del PIB y recesión en los países desarrollados

Madrid, 2 may (EFE).- La lucha contra la pandemia de la COVID-19 mediante el confinamiento de la población y la paralización de la actividad ha provocado en el primer trimestre la contracción económica, en muchos casos histórica, de países desarrollados.

En Europa, la expansión del coronavirus apenas había comenzado en el primer trimestre, lo que hace augurar que el desplome económico será aún mayor en el segundo trimestre por el mantenimiento de las restricciones a la movilidad.

La economía española ha registrado una caída sin precedentes del 5,2 % en el primer trimestre por el hundimiento del consumo de los hogares, la inversión y la exportación.

A la espera de conocer la evolución de Alemania, la otra mayor economía de la UE, la de Francia se contrajo un 5,8 % entre enero y marzo y ya suma dos trimestres de caídas (0,1 % en el cuarto de 2019), con lo que el país ya está en recesión técnica.

La caída del PIB francés es la peor de la serie histórica que comenzó en 1949 y superior al 1,6 % que se registró en el primer trimestre de 2009 en plena crisis financiera y al 5,3 % del segundo trimestre de 1968 durante las famosas huelgas de Mayo del 68.

A la caída ha contribuido en buena medida el hundimiento del consumo privado, al igual que ha ocurrido en Italia donde la contracción trimestral ha sido del 4,7 %, que sumada a la caída del 0,3 % del último trimestre de 2019 deja al país también en recesión técnica.

En el caso de Italia se trata del mayor descenso de una serie histórica que se remonta a 1995 y que ha tenido especial incidencia en la industria y el sector servicios.

En Estados Unidos la contracción económica del 4,8 % no ha sido histórica, ya que en este país la crisis financiera provocó una caída mayor en el último trimestre de 2008, con un hundimiento del PIB del 8,4 %.

En este caso ha sido determinante la caída del 7,6 % del gasto de los consumidores, que representa casi dos tercios de la actividad económica estadounidense y que registró el mayor descenso desde 1980.

En China, origen de la pandemia, el PIB se contrajo en el primer trimestre un 6,8 %, la primera caída desde 1976, pero con indicios, según analistas, de que en marzo ya se podría haber iniciado la recuperación, después de que el sector más afectado haya sido la industria manufacturera, por encima de los servicios.

En Corea del Sur la caída económica del primer trimestre ha sido mucho más contenida, del 1,4 %, que supone el peor dato desde que la cuarta economía de Asia se contrajera un 3,3 % en el cuarto trimestre de 2008 por efecto de la crisis financiera global.

En línea con el resto de los países desarrollados el consumo privado ha sido uno de los componentes más afectados, con una caída del 6,4 %, la mayor desde el primer trimestre de 1998, poco después del inicio de la gran crisis financiera asiática.

 PIB 1TFrancia-5,8 %Italia -4,7 %España-5,2 %EEUU-4,8 %China-6,8 %Corea del Sur-1,4 %

Acerca de ProfesionalesHoy 31537 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy