El BCE dice que “toma nota” de sentencia del Constitucional alemán

Fráncfort (Alemania), 5 may (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) dijo hoy que “toma nota” de la sentencia del Tribunal Constitucional alemán que cuestiona su programa de compras de deuda pública de la zona del euro.

Tras reunirse de forma extraordinaria con carácter de urgencia por teleconferencia, el Consejo de Gobierno del BCE dijo que sigue “completamente comprometido con su mandato”.

El Constitucional alemán considera que el programa de compras de deuda pública del BCE es legal, pero pide a la entidad que aclare la proporcionalidad de sus medidas de política monetaria.

También ordena al Bundesbank que deje de comprar deuda en tres meses si el BCE no justifica que las compras son proporcionadas.

El Consejo de Gobierno del BCE ha recibido una información preliminar del gobernador del Bundesbank y del departamento legal del propio BCE.

“El Consejo de Gobierno sigue completamente comprometido en hacer todo lo que sea necesario dentro de su mandato para asegurar que la inflación sube a niveles consistentes con su objetivo a medio plazo y que la acción de política monetaria adoptada para lograr el objetivo de mantener la estabilidad de precios se transmite a todas las partes de la economía y a todas las jurisdicciones de la zona del euro”, dijo el BCE en un comunicado.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentenció en diciembre de 2018 que el BCE actúa dentro de su mandato, que es garantizar la estabilidad de precios.

Sin embargo, el Constitucional alemán consideró este martes que las compras de deuda pública del BCE, con las que frenó a partir de 2015 la subida de las primas de riesgo de países como España e Italia, son parcialmente contrarias a la Constitución del país.

La sentencia del alto tribunal señala también que hay efectos económicos secundarios para los ahorradores alemanes por los bajos intereses o que se logra la supervivencia de empresas que no son solventes.

Y considera que el Gobierno y el Parlamento alemanes deberían haber cuestionado si las compras de bonos del BCE eran proporcionadas.

La Comisión Europea recordó que las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea son vinculantes para todos los tribunales nacionales.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, dijo que, “en su sentencia, el Tribunal Constitucional destaca cualidades importantes del programa de compra de deuda pública, que, en general, asegura un margen de seguridad suficiente a la financiación monetaria a los gobiernos”.

“He indicado en el pasado la importancia de este margen. El Consejo de Gobierno del BCE tiene ahora un periodo de tres meses para presentar sus deliberaciones respecto a la proporcionalidad del programa”, añadió Weidmann.

“Respecto a la independencia del Consejo de Gobierno del BCE, apoyaré los esfuerzos para cumplir estas exigencias”, dijo el presidente del Bundesbank.

El ministro de Finanzas alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz, dijo que la sentencia no cuestiona la unión monetaria europea, que es ahora más necesaria en la crisis por la pandemia del coronavirus.

Con las compras de deuda pública el BCE y los bancos centrales nacionales, también el Bundesbank, presionan a la baja los tipos de interés a largo plazo.

Esto ha ayudado a Alemania a refinanciarse a tipos de interés muy bajos, incluso, negativos.

De este modo, el Gobierno alemán ha podido cumplir el objetivo de déficit cero, el famoso Schwarzer Null, que está también en la Constitución alemana y es sagrado.

Alemania ha sido mucho más crítico que otros países de la zona del euro con la política monetaria de bajos tipos de interés del BCE, pero ningún otro país se beneficiado tanto de la estrategia de Mario Draghi.

El Gobierno alemán se ha ahorrado casi la mitad de los intereses que calculaba debía pagar por el cumplimiento de su deuda desde 2008, cantidad que corresponde a la mitad del presupuesto federal alemán anual.

De este modo, la política monetaria del BCE ha contribuido a que Alemania y, también, otros países tengan cuentas más saneadas.

La decisión del Constitucional alemán puede suponer un problema para las compras de deuda de emergencia del BCE por la pandemia porque ahora van a ser flexibles y habrá límites a la cantidad máxima que puede adquirir de un emisor, de un país.

La sentencia del Constitucional alemán ha llevado al alza la prima de riesgo de la deuda de Italia, hasta los 242 puntos.

Scholz dijo que el Bundesbank puede seguir comprando deuda y que el Gobierno alemán tiene tres meses de tiempo para pedir al BCE que justifique las medidas de expansión cuantitativa.

Los analistas económicos prevén que el BCE será capaz de dar una justificación satisfactoria al dictamen del Constitucional alemán, que no afectará a su política monetaria. EFE

aia jla

(audio)

Acerca de ProfesionalesHoy 34439 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy