El sector turístico urge al Gobierno medidas para salvar la temporada de verano

Madrid, 7 may (EFE).- El sector turístico afronta con incertidumbre su futuro por el impacto económico que previsiblemente causará el coronavirus en la temporada de verano, clave para este negocio, ante unas medidas del Gobierno que, según indican sus principales actores a EFE-DowJones, son insuficientes.

Empresarios y expertos piden acciones que suavicen el revés mientras se empiezan a retirar las restricciones a la actividad económica, y recuerdan que la vigorosa recuperación de España tras la crisis financiera de 2008 se sustentó en el creciente peso del turismo, industria que representa el 12,3 % del PIB nacional.

“Si no hay turismo, no hay economía”, afirma el presidente y fundador de la cadena de hoteles Room Mate Group, Kike Sarasola, que cree que el Gobierno ha desplegado sólo “intentos” pero no medidas contundentes.

Para este empresario es fundamental que el turismo pueda contar con ayudas “tanto fiscales, como de liquidez, como de acceso al crédito” para poder subsistir.

Las pérdidas de ingresos del sector turístico español este año se estiman entre los 92.566 y los 124.150 millones de euros, en función de si la retirada de las restricciones en esta industria comienzan en verano o a finales de año, a tenor de los cálculos de Exceltur.

Tales cifras equivalen, en el peor de los escenarios, a alrededor de un 10 % del PIB español.

Además, según CCOO, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) presentados en el sector ascienden a cerca de 125.000, y afectan a más de 800.000 trabajadores.

Dentro de su plan de desescalada, el Gobierno anunció la semana pasada que los hostales, hoteles y alojamientos turísticos podrán abrir, como muy pronto, a partir del 11 de mayo -excluyendo las zonas comunes y siempre que no haya un retroceso en la crisis sanitaria-.

Por su parte, las terrazas exteriores de bares y restaurantes podrán hacerlo con una ocupación del 50 %; sin embargo, ninguno podrá recibir clientes de otras provincias hasta que se complete la desescalada y se permitirá la libre movilidad.

Mientras la acogida de este plan en el sector está siendo bastante fría, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo argumenta que “el turismo ha sido uno de los más beneficiados por las medidas del Gobierno”, y defiende que los ERTE y las prestaciones para autónomos están permitiendo proteger “a más de 2,5 millones de personas” activas en estos negocios.

DEMANDA NACIONAL, TABLA DE SALVACIÓN

La inquietud del sector se ha visto alimentada por las declaraciones de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien afirmó que el turismo no volverá a estar totalmente operativo hasta finales de año, opina Marcos Franco, portavoz de ObservaTUR, para quien esta postura “crea más incertidumbre en el mercado nacional y en todos los países emisores extranjeros”.

En esa tesitura, algunos expertos apuestan por relanzar la demanda nacional como tabla de salvación, al menos parcial, durante este verano.

José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, la patronal del sector de restauración, ve una alternativa en “el turismo de interior, de cercanía”, que supondría una inyección de clientela ante la ausencia de turistas ingleses y alemanes que “venían aquí a tomar la cerveza con sumo gusto y en abundancia”.

“Han cerrado 315.000 establecimientos de hostelería y se han quedado fuera de su trabajo 1,7 millones de personas, pero si sumas la cadena de valor es un desastre”, confiesa.

Para reactivar el turismo es necesario que el viajero recupere la confianza sanitaria y no tenga miedo de contagiarse, indican los agentes del sector, después de que España haya superado los 221.000 casos confirmados y las 26.000 muertes por el Covid-19.

Franco pide al Gobierno que traslade un mensaje de “estandarización” de medidas y protocolos, un aspecto en el que coincide Sarasola, quien ha adaptado sus hoteles instalando mamparas de metacrilato en las recepciones, planificando cuántas personas pueden subir en un ascensor o, en una primera fase, planeando llevar los desayunos a las habitaciones.

Este empresario ve crucial que el Ejecutivo imite a Corea del Sur y se hagan test masivos para garantizar espacios “Covid-free” que arranquen de nuevo el motor del turismo, un sector en el que, pese a todo, “no estamos muertos ni nos vamos a morir de aquí a final de año”.

Acerca de ProfesionalesHoy 33794 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy