IAG pierde 1.683 millones de euros y no vislumbra la recuperación hasta 2023

Madrid/Londres, 7 may (EFE).- El grupo aéreo International Airlines Group (IAG) perdió 1.683 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a los 70 millones ganados en el anterior, debido a la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19, y admitió que no vislumbra una recuperación hasta 2023.

Al igual que otras compañías aéreas, IAG -formado por British Airways (BA), Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level- ha sufrido un desplome de la actividad después de que países en todo el mundo impusieran estrictas medidas de confinamiento para contener la propagación del coronavirus y optaran por cerrar fronteras.

Al dar a conocer este jueves sus resultados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Bolsa de Londres, IAG indicó que obtuvo unos ingresos de 4.585 millones de euros en los tres primeros meses del año, un 14,5 % menos que un año antes.

Los resultados de las operaciones en enero y febrero fueron similares a los de 2019, pero marzo se vio “gravemente afectado” por las restricciones a los viajes, admitió este jueves el consejero delegado del grupo, Willie Walsh.

Asimismo, la empresa espera que, debido a la situación, su segundo trimestre será “considerablemente peor” que el primero, y ha decidido que, dada la actual incertidumbre, IAG no facilitará las previsiones de beneficios para todo 2020.

La capacidad de transporte de pasajeros se ha reducido un 94 % desde finales de marzo con la mayor parte de los aviones en tierra y con los restantes operando un número limitado de vuelos de pasajeros, de repatriación y exclusivamente de carga, para lo que han utilizado aparatos “de dimensiones adecuadas y de nueva generación, cuando se ha considerado conveniente”.

Tras conocerse los resultados, las acciones de IAG bajaban en el parqué londinense el 3,71% hasta 189 peniques (215 céntimos)

Antes de que se desatara la crisis, IAG contaba con un balance y una liquidez sólidas, con tesorería y líneas de crédito no dispuestas que a 31 de marzo sumaban 9.500 millones de euros, importe que en solo un mes, a 30 de abril, se incrementó hasta los 10.000 millones de euros, explicó IAG en su nota.

Entre las medidas adoptadas para aumentar la liquidez, el grupo aéreo indicó que se ha acogido a las ayudas del Coronavirus Corporate Finance Facility (CCFF) del Reino Unido y a las del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de España, además de prorrogar la línea de crédito renovable de British Airways.

Para los meses de abril y mayo, se ha reducido el nivel de costes operativos en efectivo desde un importe de 440 millones de euros a la semana, en condiciones operativas normales hasta 200 millones de euros a la semana.

IAG está planificando un retorno “considerable” de sus operaciones en julio, con una reducción total de la capacidad de transporte de pasajeros de en torno al 50 % en 2020, aunque estos planes están sujetos “a una gran incertidumbre y dependen del levantamiento de las medidas de confinamiento y las restricciones a los viajes”.

En cualquier caso, la aerolínea no espera que el nivel de demanda de pasajeros registrado en 2019 se recupere antes de 2023, lo que hace “indispensables” nuevas medidas de restructuración en el conjunto del grupo, entre ellas una propuesta de reducción de empleos, ya anunciada, que han comunicado a los sindicatos.

Walsh insistió en que es “esencial” una reestructuración del grupo para afrontar la crisis por la pandemia.

El directivo explicó que para proceder a los recortes en BA, la compañía debe llevar a cabo un proceso en el Reino Unido en virtud de la legislación en vigor, que implica notificar al Gobierno británico sobre su intención de suprimir empleos y también abordar la situación con la representación de los empleados.

Entre otras cosas, IAG informó de que Luis Gallego seguirá al frente de Iberia hasta el 24 de septiembre, cuando sucederá a Willie Walsh como consejero delegado de IAG, un relevo ya previsto y que el estallido de la pandemia llevó al grupo aéreo a aplazarlo.

Según ha explicado este jueves en un comunicado el presidente de IAG, el también español Antonio Vázquez, Gallego asumirá el puesto de “número dos” del conglomerado al que pertenece Iberia el 24 de septiembre, en la junta general de accionistas que IAG prevé celebrar ese día.

IAG informó, además, de que la pérdida de las operaciones antes de partidas excepcionales del primer trimestre fue de 535 millones de euros, frente al beneficio operativo de 135 millones un año antes.

Acerca de ProfesionalesHoy 34575 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy