La producción industrial cae un 10,2 % en marzo lastrada por el motor

Madrid, 8 may (EFE).- La producción industrial se desplomó un 10,2 % en marzo afectada por la declaración del estado de alarma por la pandemia de coronavirus, una caída que fue especialmente intensa en los sectores del motor y los relacionados con la moda.

El descenso del índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) fue el más acusado desde abril de 2017 (10,9 %), pero se encuentra todavía lejos del mínimo histórico del 28,4 % de abril de 2009.

Tras la declaración del estado de alarma el 14 de marzo, muchas industrias -particularmente las de fabricación de vehículos- decidieron cerrar sus puertas, una clausura que se convirtió en obligatoria entre el 30 de marzo y el 9 de abril para todas las actividades no esenciales.

La incidencia de esta paralización continuará previsiblemente en el IPI de abril, un mes para el que la consultora Markit ha avanzado la mayor caída de la actividad industrial desde 2008.

El factor que más ha lastrado la producción industrial de marzo es el desplome de la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques -que registra caída del 39,5 %-, junto con la fabricación de productos metálicos -cae un 15,6 %-.

Aunque afectan menos al índice general, las ramas de actividad relacionadas con el mundo de la moda también anotaron grandes retrocesos, que se situaron en el 25,3 % en el caso de las prendas de vestir y en el 24,6 % en el de la industria del cuero y el calzado.

Por el contrario, la fabricación de papel aumentó un 4,1 %; la de productos farmacéuticos, un 3,6 %; la de productos alimentarios, un 3,6 %, y la de productos informáticos, un 3 %, precisamente las industrias relacionadas con las necesidades de la pandemia.

Por destino económico de los bienes, la producción de bienes de equipo cayó un 24,1 % en marzo; la de bienes intermedios, un 9,7 %, y la de energía, un 1,7 %.

Por lo que respecta a los bienes de consumo, su producción descendió un 3,2 %, con una enorme diferencia entre el retroceso de los bienes de consumo duradero (24,6 %) y los no duraderos (1,4 %).

El índice de producción industrial había tenido en los últimos meses un comportamiento irregular, con aumentos y descensos, que le habían llevado a ceder un 0,1 % en febrero, un mes en el que la industria ya empezaba a acusar la interrupción de las cadenas de suministro por el cierre de las fábricas chinas a principios de año.

Una vez corregidos los datos con los efectos estacionales y de calendario, la producción industrial cae un 12,2 % en marzo, una tasa 10,7 puntos inferior a la de febrero lastrada por los bienes de equipo y los de consumo duradero.

En términos brutos, Murcia fue la única comunidad autónoma que aumentó su producción industrial en marzo, mientras que las mayores caídas se dieron en Castilla y León (16 %) y el País Vasco (15,8 %).

El INE también ha señalado que la producción industrial descendió un 11,9 % en marzo con respecto a febrero, una tasa 12 puntos inferior a la del segundo mes del año.

La economista senior de Funcas María Jesús Fernández subraya no se registraban niveles tan bajos para un solo mes desde 1993, según sus cálculos, y prevé que el impacto de la pandemia se refleje también en el índice de abril.

Acerca de ProfesionalesHoy 31524 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy