El Banco de Japón apunta a más medidas para evitar la “segunda Gran Recesión”

Tokio, 11 may (EFE).- La junta de política monetaria del Banco de Japón (BoJ) ve necesario tomar más medidas económicas y mejor coordinadas para evitar una “segunda Gran Recesión” debido al impacto del coronavirus, según consta en la minutas de su última reunión publicadas hoy.

En dicho encuentro, celebrado el pasado 27 de abril, el Banco de Japón decidió ampliar su programa de estímulo monetario ante una situación económica que calificó de una “gravedad creciente” a raíz de la pandemia.

El BoJ anunció al término de esa reunión que incrementaría su capacidad de compra de bonos estatales y de bonos corporativos, entre otras medidas, y señaló la posibilidad de emprender acciones adicionales para enderezar el rumbo de la tercera economía mundial.

Las minutas publicadas hoy reflejan la enorme incertidumbre en el banco central nipón ante la evolución de la economía nacional y global, y señalan que en ambos casos “la situación aparentemente continuará siendo grave por un tiempo”.

Aunque el BoJ espera que las medidas de estímulo tomadas en Japón y a escala global “comiencen a disipar el impacto del COVID-19”, también advierte sobre unas perspectivas “extremadamente inciertas” y de “riesgos que inclinan la balanza a la baja”.

En este contexto, la junta de política monetaria del BoJ llama a una mayor cooperación entre los bancos centrales y los gobiernos de las principales economías mundiales, según las minutas publicadas por la entidad.

“Las autoridades políticas deben actuar decisivamente para evitar una segunda Gran Depresión”, señala el BoJ antes de destacar la necesidad de “una mayor cooperación” entre las medidas aplicadas por gobiernos y autoridades monetarias.

El banco central nipón también destaca que su prioridad en la fase actual de contracción de la demanda y de la actividad industrial es “apoyar la financiación de empresas para que puedan mantener sus negocios y a sus empleados”, y apunta a la posibilidad de tomar “medidas adicionales para ofrecer liquidez” al sector privado.

Junto a las últimas decisiones flexibilizadoras del BoJ, el Gobierno que lidera Shinzo Abe sacó adelante un paquete económico de emergencia por valor de 25,69 billones de yenes (221.100 millones de euros/ 239.700 millones de dólares), una cifra sin precedentes que incluye la entrega de ayudas directas a ciudadanos y a empresas.

Las previsiones publicadas por el BoJ en su última reunión mensual apuntan a que el Producto Interior Bruto japonés se contraerá entre un 3 y un 5 % interanual en términos reales en el ejercicio fiscal en curso, que comenzó el pasado 1 de abril y concluirá a finales de marzo de 2021.

Acerca de ProfesionalesHoy 31460 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy