Australia endurecerá la ley de inversión extranjera por seguridad nacional

Sídney (Australia), 5 jun (EFE).- Australia busca endurecer las leyes de inversión extranjera para proteger los activos vinculados a su seguridad nacional, anunció hoy el Gobierno.

La reforma hará que la Junta de Revisión de Inversiones Extranjeras (FIRB, siglas en inglés) analice todos los acuerdos en que los inversores extranjeros tengan participación en empresas que sean “sensibles a la seguridad nacional” al margen del valor de la adquisición, dijo el jefe de la Oficina del Tesoro, Josh Frydenberg.

Actualmente solamente se requiere el visto bueno del ente regulador cuando las inversiones extranjeras suponen más de 275 millones AUD (191 millones USD o 168 millones EUR), una cifra que aumenta a los 1.200 millones AUD (833 millones USD o 735 millones EUR) si proviene de un país con el que Australia tiene un tratado de libre comercio.

El alcance de las nuevas medidas, que el gobierno espera se apliquen desde el 1 de enero del próximo año, afecta a las empresas de telecomunicaciones, tecnológicas, energía, infraestructura y a la de las cadenas de abastecimiento en sectores como el de la defensa.

Frydenberg, dijo en una rueda de prensa en Camberra junto al primer ministro australiano, Scott Morrison, que en algunos casos “las inversiones extranjeras son usadas por motivos estratégicos y no puramente comerciales”, al recalcar que la medida es la más significativa desde que se creó la Ley de Adquisiciones Extranjeras en 1975.

A finales de marzo el gobierno de Australia había endurecido temporalmente los requisitos que afectan a las inversiones extranjeras para mitigar el fuerte impacto en su economía provocada por la pandemia del COVID-19.

Mediante esas medidas todas las propuestas de inversión extranjera tenían que ser aprobadas por Frydenberg sea cual fuera el monto y además extiende el período de revisión de las solicitudes de 30 días a un plazo máximo de seis meses.

El endurecimiento de las leyes de inversión extranjera se da en medio de la crisis generada por la pandemia de COVID-19, que ha afectado a los negocios australianos, y se prevé que aumente la tensión con China, país que ha criticado a Australia por diversas medidas adoptadas contra el espionaje y la interferencia foránea.

El gobierno de Australia constantemente niega que los endurecimientos de las leyes de inversión extranjera apunten a China, pero anteriormente ya ha bloqueado adquisiciones por parte de empresas del gigante asiático al considerar que atentaban contra sus intereses nacionales en un contexto de una relación bilateral tensa por diferencias políticas e ideológicas.

Del total de las inversiones extranjeras en Australia que rondan los 4 billones AUD (2,8 billones USD o 2,5 billones EUR), China tiene una participación del 5 %, Reino Unido y Japón de un 10 por ciento cada uno y Estados Unidos de un 20 por ciento, según Frydenberg.

Acerca de ProfesionalesHoy 33336 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy