Los precios caen un 0,9 % en mayo por el desplome de los carburantes en la pandemia

Madrid, 12 jun (EFE).- Los precios cayeron un 0,9 % interanual en mayo, el mayor retroceso en cuatro años, por el descenso de los carburantes mientras los alimentos siguieron al alza aunque de forma más moderada, según el dato definitivo publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La evolución de los precios en mayo está dos décimas por debajo de la registrada en abril (0,7 %) y sigue marcada por el impacto de la COVID-19 con un desplome de los carburantes, un 18,2 %, mientras que los alimentos, en especial los frescos, registraron subidas aunque a un ritmo algo menor.

El dato definitivo de mayo es una décima inferior al adelantado por el INE y supone el mayor descenso de los precios en tasa anual desde mayo de 2016.

Frente a abril, los precios se mantienen (0,0 %), mientras que la tasa de variación anual de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) sigue en el 1,1 %, dos puntos por encima de la del IPC general, lo que no ocurría desde julio de 2009.

De vuelta a tasas anuales, y por capítulos, el de transporte, donde se incluyen los carburantes, refleja una caída de los precios del 8 % en mayo, más de un punto por debajo del descenso del mes anterior; mientras que los de alimentos subieron un 3,5 % frente al 4 % de abril.

Al detalle por productos, y frente a mayo del año pasado, los carburantes y combustibles cayeron un 18,2 %, mientras que otros productos energéticos lo hicieron un 17,7 %.

En alimentos, subieron un 2 % los elaborados, bebidas y tabaco, y un 5,4 % los alimentos sin elaboración, un punto y medio menos que en abril, con bajadas de los precios del pescado fresco y las carnes de porcino y de ave, mientras que subieron los de las frutas.

También influye que los precios de las legumbres y hortalizas frescas, excepto patatas, bajaron este mayo más de lo que lo hicieron el año pasado.

El INE ha creado además dos grupos nuevos que solo incluyen los bienes y servicios que han estado disponibles para su consumo durante las semanas de restricciones a la actividad.

El primero, donde se agrupan bienes, redujo su tasa de inflación desde el 3,1 % de abril hasta el 2,8 % en mayo; mientras que el segundo, de servicios, elevó la suya desde el -4,4 % hasta el -4 % por el encarecimiento de la energía eléctrica.

Desde Funcas han explicado la evolución de los precios en mayo en la caída de carburantes y, han señalado, que tras el repunte del precio del petróleo en las últimas semanas, han actualizado sus previsiones y esperan una tasa media anual de inflación del -0,1 % frente al -0,2 % anterior.

“La tasa interanual seguirá siendo negativa en los próximos meses y se situará en el 0,2 % en diciembre”, apuntan.

Desde CCOO han señalado que el dato demuestra la necesidad de fortalecer la demanda interna y piden recuperar la negociación colectiva para reactivar los salarios.

Y desde UGT han pedido controlar los precios para que no se produzcan subidas abusivas en productos de primera necesidad.

Por comunidades, la tasa anual del IPC disminuye en todas en mayo respecto a abril, excepto en Canarias, donde se mantiene.

Los mayores descensos se produjeron en Asturias y Cantabria, con una bajada de cuatro décimas en ambas.

Acerca de ProfesionalesHoy 33363 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy