La incertidumbre en los mercados aumenta el interés por las “penny stocks”

Madrid, 13 jun (EFE).- Las turbulencias que la expansión del coronavirus ha generado en los mercados y la incertidumbre sobre el impacto de la epidemia en la economía se han convertido en terreno abonado para los inversores especializados en “penny stocks”, acciones de bajo precio -aunque no de un penique- y muy volátiles, que se suelen negociar fuera de los mercados bursátiles.

Las “penny stocks” son acciones que presentan “una enorme volatilidad”, por lo que pueden proporcionar “una alta rentabilidad en un periodo corto de tiempo”, pero también implican “un riesgo elevado”, explica Diego Morín, de IG.

Las empresas englobadas en esta categoría “presentan poca capitalización bursátil y sus acciones cotizan a precios bajos, normalmente por debajo de los 5 dólares”, añade.

Además, sus títulos se negocian habitualmente en mercados extrabursátiles, conocidos como “Over the Counter” (OTC).

Estas acciones suelen ser muy sensibles a noticias y especulaciones, que provocan subidas o bajadas drásticas en su precio.

“Las “penny stocks” son compañías que normalmente están en problemas de reestructuraciones, con falta de recursos financieros, pero ligadas a posibles especulaciones de noticias, de descubrimientos, por lo que se dan muchísimo a la especulación”, aporta Javier Niederleytner, profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

Según Morín, su principal ventaja es que “brindan oportunidades a la mayoría de inversores que buscan volatilidad para obtener una mayor rentabilidad, llegando incluso a multiplicar su precio por tres en poco tiempo”.

En cuanto a las desventajas, Morín señala que “la poca información existente acerca de las “penny stocks” puede ser un problema para los inversores”.

“Como consecuencia, los inversores tienen un riesgo elevado de perder el capital o que no tengan contrapartida al contar con poca liquidez. Invertir en “penny stocks” conlleva un alto riesgo y, por ello, la mayoría del público no trabaja con ellas”, advierte.

Niederleytner aconseja invertir en este tipo de acciones “desde un punto de vista absolutamente especulativo y profesional” y con órdenes de “stop loss” para limitar las pérdidas.

“Como son compañías tan baratas, sufren movimientos fuertes. Yo aconsejo estar un poco al margen si no estamos dedicados a ellas”, recalca.

Según el profesor del IEB, el interés por las “penny stocks” ha aumentado en esta última etapa de recuperación en los mercados bursátiles.

“Con esta recuperación que ha habido tan tremenda y al hilo de descubrimientos de vacunas y de fusiones en el sector tecnológico, han tenido bastante auge durante estos últimos dos meses, con lo cual han vuelto a fijarse en ellas los grandes especuladores”, concluye.

Acerca de ProfesionalesHoy 33362 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy