La industria pide planes “renove” y el motor ayuda para atraer nuevos modelos

Madrid, 17 jun (EFE).- El conjunto de la industria española ha reclamado hoy al Gobierno sus propios planes “renove” sectoriales en línea con las ayudas recién impulsadas para el motor, que, a su vez, pide estrategias para lograr que España siga siendo el segundo fabricante europeo, pese a no tener ninguna casa matriz.

En la tercer sesión de la cumbre empresarial organizada por la CEOE para dar una mayor voz al sector privado en la búsqueda de soluciones a la crisis que se avecina, hoy ha sido la jornada de la industria, incluida la agroalimentaria y la automovilística, para la que el Gobierno acaba de aprobar un plan integral dotado de 3.750 millones de euros.

PLANES “RENOVE” PARA ELECTRODOMÉSTICOS Y AVIONES

Los presidentes de las principales empresas y asociaciones de las industrias química, metalúrgica, aeroespacial, de diseño o de celulosa han reivindicado planes de ayudas similares que impulsen la demanda y el consumo, ya sea con iniciativas “renove” o el aumento de inversiones y digitalización.

El presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), Carles Navarro, también ha incidido en la mejora de los factores de competitividad como la energía y los costes regulados.

Y es que la industria quiere recuperar su protagonismo, después de haber pedido 20 puntos del producto interior bruto (PIB) en 30 años, según el presidente de Alibérico, Clemente González Soler, que ha defendido que también “debería ser el motor” de la recuperación.

El consejero delegado de Acerinox y presidente de Unesid (patronal de la siderurgia), Bernardo Velázquez, ha abogado por planes de rehabilitación de viviendas y planes “renove” para electrodomésticos de más de 10 años, a cambio de otros de mayor eficiencia medioambiental.

También el presidente de Airbus, Alberto Gutiérrez, cree que el sector de las aerolíneas necesita una renovación de las flotas por otras más eficientes, sostenibles y modernas, para lo que ha reclamado otro plan “renove”.

“NO ES MOMENTO DE NUEVAS FIGURAS IMPOSITIVAS”

El presidente de Confemetal, José Miguel Guerrero, ha defendido, además, que “no es el momento de nuevas figuras impositivas” y ha calificado como “crucial” el aplazamiento hasta finales de 2020 de los actuales Expedientes de regulación Temporal de Empleo (ERTE) para muchos sectores.

Para el presidente del Círculo de Empresarios Vascos, Javier Ormazábal, si la industria quiere alcanzar el 20 % del PIB “debe reforzarse la competitividad con una política fiscal estable y coordinada, y que no desincentive la inversión, el ahorro y el consumo”.

Una política fiscal “inteligente y no sólo distributiva” es lo que pide desde el ámbito agroalimentario el presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas.

“Los empresarios pagamos impuestos y estamos dispuestos a una reforma fiscal justa, pero no confiscatoria y llena de soflamas más propias de otras épocas que no han funcionado en ningún país”, ha lanzado, tras advertir del riesgo de “instalarse en el conformismo” que puede conllevar la renta básica.

Ignacio Osborne, máximo responsable del grupo Osborne -presente en el sector del vino, los espirituosos y el jamón a través de la enseña Cinco Jotas, entre otros- también ha instado al Gobierno a no aumentar los impuestos para elevar la recaudación, sino a “generar más actividad”.

PROLONGAR LOS ERTE A CAMBIO DE NO HACER DESPIDOS

Como reclama prácticamente todo el ámbito empresarial español, desde la industria también se reclama al Gobierno la prolongación de los ERTE con las cuotas a la seguridad social bonificadas, especialmente desde la automoción, que lo reclama hasta que se recupere la demanda.

El presidente de Ganvam, Raúl Palacios, ha añadido que la demanda depende de la renta disponible de las familias y para mantenerla hay que asegurar el empleo, y ha abogado para ello por la creación de un “sueldo mínimo vital”.

“Me refiero a un pacto entre empresas y Administración, en virtud del cual el Estado subvencione la incorporación de la totalidad de las plantillas acogidas a los ERTE en la misma cantidad que los está subvencionando hasta ahora y las empresas, por su parte, se comprometen a mantener esos mismos puestos de trabajo”, según Palacios, que ha cifrado el coste de esta medida en el 2 % del PIB.

EL PARTIDO TAMBIÉN SE JUEGA FUERA

Este sector también reclama atraer la producción de nuevos modelos al país, especialmente eléctricos e híbridos enchufables, para que España siga siendo el segundo fabricante de Europa.

Los presidentes de Gestamp y de las asociaciones de fabricantes de vehículos y componentes Anfac y Sernauto y de distribuidores Faconauto y Ganvam han subrayado que “el partido se juega también fuera” de España, y que para que le adjudiquen modelos que garanticen el futuro del sector, hay que demostrar que es un país “friendly” con el automóvil.

“La competitividad de fábricas y empresas es la clave. Necesitamos impulsarla para no perder nuestra posición global y seguir siendo polo de atracción de inversiones”, según el presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, que ha dicho que dado que España no cuenta con ningún fabricante nacional, debe ofrecer seguridad jurídica.

Ante la apuesta de países como Francia y Alemania para que sus marcas localicen su producción en el país y el problema de sobrecapacidad que hay en todo el mundo, España tiene que elevar la producción de vehículos eléctricos y digitales porque si sigue produciendo “productos de tecnologías residuales” llegarán malas noticias.

“Tenemos que definir el modelo de movilidad que queremos en nuestro país, no en mi región, ni en mi ciudad ni en mi pueblo, y ver cómo trabajamos los diferentes elementos para que España siga siendo el milagro del automóvil: que sin tener casas matrices seamos el segundo productor europeo”, ha añadido.

Ahora más que nunca, en palabras de la presidenta de Sernauto, María Elena Antolin, “tenemos que demostrar que somos un país imparable y de imparables”.

Acerca de ProfesionalesHoy 33293 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy