Ortodoxia, teletrabajo y subcontratación centran el debate de la Cumbre empresarial

Madrid, 18 jun (EFE).- La ortodoxia económica, los riesgos del trabajo en remoto y de la subcontratación de servicios se han convertido en los asuntos centrales en una nueva jornada de la Cumbre empresarial celebrada este jueves y que organiza la CEOE.

Las empresas de construcción e infraestructuras Ferrovial y Sacyr han apelado a la ortodoxia en materia económica para afrontar el proceso de reactivación tras la pandemia y para una salida más rápida de la crisis.

El más madrugador en su discurso ha sido el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, quien ha insistido en que “se necesita con urgencia un plan de reactivación basado en la ortodoxia económica que necesariamente incluya ayudas a las personas más necesitadas”.

“Se precisa” -ha proseguido- “un plan de estímulos para dar liquidez suficiente a las empresas, a autónomos y a particulares, que respete la seguridad jurídica, la flexibilidad laboral y que incluya una política fiscal que no aumente la presión sobre sociedades y particulares”.

LOS PELIGROS DEL TELETRABAJO

El consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, ha alertado este jueves de los “peligros” del teletrabajo y se ha mostrado convencido de que los actores que enarbolan esa bandera para su implantación permanente tras la COVID-19 no están interesados en la productividad.

“Hay actores en el mercado que no están interesados en la productividad y esos convertirán el teletrabajo probablemente en una bandera y el teletrabajo será adoptado de forma amplia en la administración pública, en grandes corporaciones y en empresas muy sindicalizadas”, ha criticado Clemente.

A su juicio, hay un “tejido productivo que no puede permitirse una pérdida de productividad” y que, por tanto, “no puede permitirse económicamente” esa modalidad laboral, ha advertido.

LOS RIESGOS DE LAS SUBCONTRATACIONES

La presidenta de Eulen, María José Álvarez, ha alertado del peligro de que empresas y administraciones públicas tiendan a cancelar la contratación de servicios con compañías como la suya, lo que conllevará destrucción de empleo y un coste de desvinculación que “de mala manera” se podrá asumir.

Álvarez ha puesto en valor este jueves la capacidad del sector servicios para crear puestos de trabajo y hacer aflorar la economía sumergida, que “no protege al trabajador, no tributa y no cotiza”.

En su opinión, no es momento de regular un incremento fiscal, ni el en ámbito empresarial, que viene de la reciente subida del salario mínimo, ni en el ámbito personal, ya que alrededor del 30 % de la población ha perdido sus ahorros en estos meses.

ATRAER A FONDOS DE INVERSIÓN

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha resumido en tres las claves para retomar la actividad económica: el fomento de la colaboración público-privada, con fórmulas para movilizar recursos privados, encabezar la lucha contra el cambio climático, que a su juicio daría lugar a nuevos sectores de actividad, y atraer a la inversión extranjera.

Sobre esta última cuestión, Manrique ha dado importancia a los fondos de inversión “seguros y sostenibles”.

“En el mundo existe una gran cantidad de liquidez, una inmensa cantidad en fondos de inversión que buscan proyectos moderadamente rentables pero que sean seguros y sostenibles”, ha señalado.

El presidente de Sacyr ha opinado que “esta es una gran oportunidad para que estos fondos de inversión hagan de España su foco preferencial para la inversión en infraestructuras”.

HIPOTECAS DEL 95 % PARA JÓVENES

Los promotores inmobiliarios quieren que el Estado avale hipotecas para jóvenes del 95 % del precio de la vivienda, como instrumento para resolver el problema estructural de la emancipación de este segmento de la población y contribuir con ello a la reactivación económica.

El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores (APCE), Juan Antonio Gómez-Pintado, ha explicado en la cumbre que la fórmula es inédita en España, pero que en Reino Unido y Francia ha funcionado “magníficamente”.

Convencido de que el sector residencial, por su salud financiera, puede ser uno de los pilares fundamentales de la recuperación de la crisis del coronavirus, ha recordado que solo el 17 % de los menores de 35 años puede emanciparse, a causa del desempleo y la inaccesibilidad de la vivienda, con el consiguiente impacto en las cuentas públicas y pensiones.

Su iniciativa la han respaldado expresamente Víctor García Brosa, presidente de la agrupación de productores de cemento (Oficemen), y Luis Rodulfo, de la Confederación Española de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepco).

Acerca de ProfesionalesHoy 33361 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy