Los empleados de Nissan piden recuperar la autorización previa en los ERE

Barcelona, 18 jun (EFE).- Unos 500 empleados de Nissan, según la Guardia Urbana, se han manifestado esta mañana por el centro de Barcelona para exigir tanto a la Generalitat como al Gobierno la derogación de un artículo de la reforma laboral para recuperar la autorización de la autoridad laboral en el caso de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

Los sindicatos de las tres plantas de Barcelona que Nissan pretende cerrar en diciembre hacen esta petición con el fin de dificultar a la multinacional el cierre de esas factorías.

Y es que, si se hiciera esa reforma legal, la multinacional necesitaría de un informe favorable de la autoridad laboral para poder despedir al personal de estas tres plantas, unas 3.000 personas, argumentan los sindicatos.

Ese medio millar de trabajadores de Nissan se han concentrado primero en el paseo de Gràcia de Barcelona, frente a la sede del departamento de Empresa de la Generalitat, donde representantes sindicales han entregado un escrito a la consellera, Àngels Chacón, para reclamar la derogación de artículo 51 de la reforma laboral.

“¡Nissan: Basta de mentiras! Exigimos un futuro real”, “Acciona en lucha” o “Nissan Sant Andreu. Por nuestro futuro” son algunas de las pancartas que han encabezado la marcha, en la que han participado también empleados de Acciona y de otras empresas proveedoras afectadas por el cierre de las plantas catalanas de Nissan.

Desde allí, la marcha, que ha ocupado el tramo central del paseo de Gràcia, se ha dirigido a la sede de la delegación del Gobierno en Cataluña, donde representantes sindicales han entregado un escrito, dirigido en este caso a la delegada, Teresa Cunillera, solicitando derogar ese articulo de la reforma laboral.

En la carta, los comités de Nissan en Cataluña piden a Cunillera que traslade al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, “la necesidad de llevar al Consejo de Ministros esa modificación del Estatuto de los Trabajadores”.

“Es ahora, estos días, cuando podemos cambiar el curso de las cosas. Después no vale lamentarse. Ahora es cuando necesitamos a nuestro Gobierno”, sentencia la carta.

“Nissan no se cierra” o “Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra” son algunas de las consignas que han coreado los manifestantes, ataviados con mascarillas.

Ya desde la semana pasada los diferentes sindicatos de Nissan presionan al Gobierno para que lleve a cabo ese cambio legal para dificultar los despidos en las plantas de Nissan y forzar a la multinacional japonesa a negociar la continuidad de las instalaciones, cuyo cierre se estima que puede afectar a 25.000 trabajadores, entre empleados directos y los generados en empresas proveedoras.

Al acabar la movilización, los empleados de Nissan han hecho una asamblea en la que han reclamado a los políticos que “dejen de hablar, y actúen”, han cargado contra la persona designada por Nissan para liderar el cierre de las plantas, Frank Torres, y han avanzado que preparan movilizaciones también en Cantabria, donde la multinacional quiere aplicar un ERTE hasta 2023 en la planta ubicada en Los Corrales de Buelna.

Acerca de ProfesionalesHoy 33257 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy