Rusia “saca brillo” a oferta de turismo nacional ante el cierre de fronteras

Moscú, 20 jun (EFE).- Rusia, uno de los principales mercados emisores de turistas del mundo, apuesta este verano por el turismo interno a fin de reflotar el sector, que ha sufrido unas pérdidas de más de 21.000 millones de dólares por la pandemia del coronavirus.

“Lo mejor y lo más seguro (para los rusos) es pasar las vacaciones en su propio país”, dijo a finales de mayo el primer ministro, Mijaíl Mishustin. “Por unos días de descanso se puede pagar un precio muy alto”, alertó.

Los rusos por ahora tampoco tienen la opción de volar a destinos extranjeros. Rusia decidió el 26 de marzo suspender todos los vuelos internacionales -salvo los de repatriación- como medida para frenar el coronavirus y no ha anunciado aún cuándo los reanudará,

Este jueves, el Ministerio de Exteriores dijo, además. que era demasiado pronto para saber cuándo se abrirán las fronteras de destinos turísticos populares como China, Turquía, España, Alemania, Italia, las Maldivas o Sri Lanka.

Y es que Rusia es el tercer país del mundo por número de casos de COVID-19, con un total de 576.952 infectados a día de hoy. Y aún registra unos 7.800 nuevos contagios cada día.

Exteriores considera que la reanudación de vuelos comerciales debe ser estudiado con cuidado tanto en Rusia como en el resto del mundo, y pidió a los ciudadanos que no planifiquen de manera precipitada vacaciones en el extranjero. “En la mayoría de países turísticos persiste una prevalencia bastante alta del coronavirus”, sostuvo.

MEJOR EN LOS BALNEARIOS RUSOS

Así, el 61 % de los rusos pasará este verano sus vacaciones en casa, según un reciente sondeo del Centro Ruso de Estudios de la Opinión Pública (VTSIOM, en ruso), dependiente del Gobierno.

Solo el 4 % de los encuestados desea viajar al extranjero si las fronteras se abren, frente el 39 % que lo quería hacer el año pasado.

La Agencia Federal de Turismo de Rusia, Rosturizm, ha comenzado a trabajar en más destinos de viajes dentro del país y las agencias llaman en particular a aprovechar los balnearios del sur de Rusia.

“Los balnearios rusos le esperan”, claman las múltiples promociones turísticas que circulan estos días en internet.

De esta manera, los ciudadanos ponen sus ojos en los balnearios tradicionales del sur del país, como Sochi o Anapa (en la región de Krasnodar) y también en la Península ucraniana de Crimea, anexionada en 2014 por Rusia.

“Tras el anuncio sobre el fin de la cuarentena en Moscú -el 9 de junio- registramos un gran aumento de interés hacia los balnearios rusos”, dijeron a Efe en Tutu.ru, uno de los principales portales de viajes de este país.

Las autoridades de Krasnodar anunciaron esta semana que abrirán todos sus hoteles a partir de este domingo y los turistas no tendrán que guardar una cuarentena tras llegar a su destino.

“Este verano, los más populares son los destinos internos, en particular, se trata de la región de Krasnodar, el balneario de las Aguas Minerales del Cáucaso, Karelia, Kazán o Altái”, dijo a Efe Olga Ivanova, portavoz del turoperador TUI.

La experta agregó que también “se venden activamente” los paquetes de viajes al lago Baikal.

Mientras, en el portal de Tutu.ru, entre los más demandados se encuentran los viajes “de Moscú a Simferópol (Crimea), Sochi, Anapa y las Aguas Minerales del Cáucaso”.

PÉRDIDAS DEL SECTOR

Para el sector turístico ruso el hecho de que los ciudadanos inviertan este año en paquetes vacacionales en su propio país y no en el extranjero, donde son conocidos por su elevado nivel de gasto, le servirá para paliar las pérdidas que ha sufrido por la pandemia.

Y es que las pérdidas de la industria turística, que da empleo a más de 2,5 millones de personas en Rusia, se estiman en 1,5 billones de rublos (más de 21.000 millones de dólares) para el primer semestre.

La responsable de la Agencia Federal de Turismo, Zarina Doguzova, advirtió este miércoles en una entrevista a la cadena de televisión del grupo mediático RBC de que solo se trata de un cálculo preliminar y que en realidad las pérdidas pueden ser más elevadas.

Rusia espera poder recuperar hasta finales del próximo año los ingresos perdidos, pero no descarta tampoco que ello tome tres años para alcanzar los niveles previos a la crisis.

Doguzova apuesta por ello por estrategias innovadoras, como puede ser la concesión de visados electrónicos gratuitos para turistas extranjeros para el conjunto del año 2021.

Las aerolíneas rusas, a la espera de que puedan reanudar los vuelos internacionales, han tenido que acudir mientras al Gobierno para solicitar subsidios.

Según la consultora Bain & Company, el cierre de las rutas internacionales supondrá para las aerolíneas rusas una reducción en sus ingresos de unos 360.000 millones de rublos (4.911 millones de dólares) hasta finales de otoño.

Esto equivale aproximadamente a todos los ingresos por vuelos internacionales de la principal aerolínea rusa, Aeroflot, en 2019.

Acerca de ProfesionalesHoy 32693 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy