El juez reactiva la investigación a BBVA interrogando a peritos del “forensic”

Madrid, 21 jun (EFE).- El juez del caso Villarejo reactiva esta semana la investigación sobre las contrataciones del BBVA con el excomisario con el interrogatorio en calidad de peritos a dos responsables del informe “forensic” elaborado por la consultora PwC a petición de la entidad y sobre el que empezaron a declarar en febrero.

El lunes ha sido citado Javier López Andreo, socio responsable de Forensic en España de PWC, con relación al informe preliminar de 22 de marzo de 2019 sobre “los procesos de selección, adjudicación y contratación” de la empresa de Villarejo, Cenyt, por BBVA”.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón también le tomará declaración sobre el informe preliminar de 11 de julio de 2019 “en relación con los procesos de facturación, contabilización y pago de los servicios prestados por Cenyt para BBVA”, según señala la citación.

El martes será el turno de Leyre Zayas Mariscal, gerente de Forensic de PwC, para declarar acerca del “Informe de Situación relativo a las medidas adoptadas para la Prevención y Detección de Delitos por Grupo BBVA”.

El presidente del BBVA, Carlos Torres Vila, encargó a principios de 2019 el “forensic” a PriceWaterhouseCoopers (PwC) al conocerse la relación que la entidad había mantenido con el excomisario, en prisión desde 2017, lo que derivó en la renuncia como presidente de honor del banco de Francisco González, imputado, junto a otros exdirectivos, en esta pieza del caso Villarejo, la número 9.

El pasado 20 de febrero, tres peritos de PWC declararon ante el juez con relación a este informe y explicaron que de toda la documentación que dispusieron de las contrataciones con Villarejo solo pusieron el foco en analizar un 9 % tras un cribado inicial.

Así, según la declaración de uno de los peritos, se excluyeron los espionajes al llamado Grupo Hostil, encabezado por Luis del Rivero, presidente de la constructora Sacyr -empresa que el BBVA supuestamente sospechaba que estaba tratando de tomar el control del banco-, y al líder de Ausbanc, Luis Pineda.

Este último está personado como acusación en esta causa y al coincidir estas declaraciones con la reanudación del juicio que se sigue contra él en la Audiencia Nacional por integrar una supuesta trama de extorsión, y no poder asistir, ha hecho una serie de peticiones al juez.

Ha solicitado requerir a PwC para que entregue los discos con todo el material y evidencias empleadas para el “forensic” y que están custodiados en una caja fuerte ignífuga y destinada para tal fin, ubicada en el Laboratorio Forense de la Planta 43 de la Torre PwC, según hace constar en su escrito, al que ha tenido acceso Efe.

En concreto reclama un clonado de la información del dispositivo entregado -o aprehendido- al objeto de obtener copias forenses para su posterior registro y análisis.

“Muchos de dichos ficheros constituyen el acervo documental sobre los que se estructuran los delitos objeto de investigación”, advierte Pineda acerca de la importancia para la causa de todo ese material recopilado para la elaboración del “forensic” .

La primera vez que declaró el perito López Abreo, que según Pineda se acogió a una dispensa para evitar declarar sobre ciertos temas que, a su juicio, no le correspondía, explicó, sobre la metodología del “forensic”, que los informes se realizaron a demanda del despacho de abogados Garrigues contratado por el banco para su elaboración.

Precisó que se aplicó un mapa de calor (representación gráfica de datos donde los valores individuales contenidos en una matriz se representan como colores) para detectar los aspectos relevantes en la búsqueda de documentos.

Después de que los fiscales del caso cuestionaran por qué PwC no había tenido en cuenta algunas entrevistas recogidas en el “forensic”, el perito señaló que el análisis no se puede basar en acusaciones sino en la búsqueda de pruebas documentales.

Según explicó, hacen falta evidencias documentales para acusar a los imputados en el caso y no basta sólo con declaraciones.

Así, por ejemplo, aunque el exdirectivo de BBVA Antonio Béjar haya asegurado que fue Francisco González quien le pidió que contratara a la empresa que dijera el exjefe de seguridad Julio Corrochano, PwC no podría investigarlo al no tener pruebas de ello.

A raíz de estas comparecencias, el BBVA aclaró que PwC se centró sólo en esa muestra con el fin de agilizar el informe “forensic” que el propio banco le había encargado, pues de lo contrario la consultora iba a necesitar unos dos años.

El banco aseguró que “en ningún momento” se descartó la revisión del resto y destacó que, de hecho, la investigación sigue en curso.

Acerca de ProfesionalesHoy 33416 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy