La ley que quita el veto del Senado a la senda de déficit, más cerca de aprobarse

Madrid, 21 jun (EFE).- La reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria propugnada por el PSOE, con la que quiere quitar al Senado la posibilidad de vetar una senda de déficit aprobada por el Congreso, está cada vez más cerca de aprobarse después de dos años desde su primera toma en consideración.

La mayoría del Pleno del Congreso rechazará previsiblemente la próxima semana las dos enmiendas a la totalidad presentadas por PP y Vox y empezará por lo tanto a debatir las 15 enmiendas parciales que se han registrado a la proposición de ley.

La mayoría de estas enmiendas parciales solicitan la relajación de la regla de gasto para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos puedan invertir su superávit ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

El único partido que se opone frontalmente a cambiar la Ley de Estabilidad es el PP, toda vez que la norma fue modificada durante su Gobierno, y argumenta que el Senado como cámara de representación territorial debe tener capacidad para decidir sobre los objetivos de déficit y deuda que atañen también a los presupuestos de los entes autonómicos y locales.

“No supone ninguna anormalidad normativa, ya que son numerosos los casos en los que el Senado o bien iguala sus funciones a las del Congreso o bien se pronuncia con carácter previo o exclusivo”, señala la enmienda de devolución del PP.

Vox, aunque también rechaza la propuesta socialista, insta a que los objetivos vetados puedan volver a ser votados en el Congreso, pero siendo necesaria la mayoría absoluta para su aprobación.

Ciudadanos, que apoya que la ley siga su trámite, aboga por que en el caso de que el Senado vete la propuesta del Gobierno, esta se someta de nuevo a votación en el Congreso y pueda salir aprobada con mayoría de tres quintos.

Esta enmienda parcial de Cs se suma a otra decena que han registrado ERC, Más País y JxCAT.

Coinciden en que la nueva Ley de Estabilidad debe recoger nuevas condiciones de la regla de gasto para aumentar las inversiones que pueden hacer ayuntamientos y CCAA si tienen superávit.

ERC pide que las corporaciones locales y autonómicas queden eximidas de cumplir con la regla de gasto en 2020 y en 2021.

“Aquellos ayuntamientos y comunidades autónomas con capacidad de endeudamiento deben poder incurrir en situaciones puntuales de déficit, siempre que puedan garantizar el equilibrio a medio y largo plazo de sus cuentas”, señala tras abogar por “congelar las reglas fiscales”.

“Siempre que puedan justificar que este déficit no tiene carácter estructural y además presenten un nivel de endeudamiento inferior al 110 % sobre sus ingresos corrientes”, añade la enmienda de ERC, que justifica que en un escenario de crisis como el actual se hace imprescindible que las diferentes administraciones públicas tengan capacidad de movilizar el máximo de recursos.

JxCAT también coincide en que hay que facilitar a las corporaciones locales la capacidad de gasto requerido para hacer frente a los efectos producidos por el COVID-19, evitando en 2020 y 2021 la restricción que comporta la aplicación de la regla de gasto y permitiendo que puedan disponer del superávit.

Más País aboga por modificar los criterios de aplicación de la regla de gasto y del destino del superávit para los ayuntamientos con cuentas saneadas, elevando el porcentaje desde el 25 % hasta el 75 % dependiendo de cómo cerrara el ejercicio presupuestario inmediatamente anterior y de su endeudamiento neto.

De momento, la ley continuará su trámite a partir del jueves con el fin de llegar al Senado y poder ser ratificada con la misma mayoría con la que previsiblemente será apoyada en el Congreso: PSOE, Unidas Podemos, ERC, JxCAT y PNV, entre otras formaciones.

Acerca de ProfesionalesHoy 33362 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy