Iberia reduce su flota y retirará 14 aviones en agosto en pleno ajuste

Madrid, 29 jun (EFE).- Iberia, azotada por la crisis generada por la pandemia, retirará de manera definitiva el próximo agosto sus 14 Airbus A340-600, que ya habían comenzado a ser apartados antes de la crisis del coronavirus, mientras diseña un ERTE rotatorio.

Según han explicado a Efe fuentes de Iberia, la aerolínea preveía un proceso escalonado, retirando cuatro este año y después el resto, de forma progresiva; sin embargo, finalmente se ha optado por apartar todas las unidades, cada una de ellas con capacidad para cerca de 350 pasajeros y que cubren rutas de largo radio.

La decisión se conoce poco después de que el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, anunciara que la compañía, como todas las aerolíneas internacionales, iba a salir “más pequeña” en términos de flota de la crisis de la COVID-19, que definió como “la peor de la historia de la aviación”.

UN ERTE ROTATORIO

A partir de este miércoles, Iberia retomará su programa de vuelos de corto y medio plazo después de un periodo atípico, condicionado por las restricciones a la movilidad planteadas por los Gobiernos para controlar la emergencia sanitaria, en el que ha prestado servicio sólo a quienes tenían que viajar por fuerza mayor.

El pasado 19 de marzo, la compañía presentó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para el 90 % de las áreas relacionadas directamente con actividades de vuelo, asistencia en tierra o “handling”, mantenimiento y carga, que se vieron afectadas en la misma proporción que la reducción de capacidad.

Con motivo de la reciente prórroga de los expedientes hasta el próximo 30 de septiembre, el de Iberia también se prolonga, apuntan las fuentes, que aclaran que tendrá un carácter rotatorio ya que todo el mundo va a volar, compaginando periodos de actividad con periodos de ERTE.

HACIA UNA REINVENCIÓN COMO EN 2012

Durante la cumbre empresarial organizada por la patronal CEOE, Gallego incidió en que actualmente están en riesgo millones de empleos y “el tronco central del turismo en España, del que se benefician después todas las ramas del sector”.

En su opinión, Iberia entró en esta crisis “mejor” que muchos de sus competidores por la exigente transformación efectuada desde el 2012, pero su duración ha hecho que el impacto llegue “a todos”, por lo que de nuevo está obligada a reinventarse.

Precisamente, a finales de ese año Iberia dio luz verde a un plan de transformación 2012-2015 que preveía el recorte de miles de puestos de trabajo así como una reducción en su oferta y una disminución de la flota con la que buscaba centrarse en las rutas más rentables.

Acerca de ProfesionalesHoy 33405 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy