El COVID-19 dispara los créditos a empresas a su nivel más alto en cinco años

Madrid, 1 jul (EFE).- La pandemia de coronavirus y la consiguiente paralización de la actividad económica han provocado un aumento del 4,8 % en tasa interanual de los créditos a empresas y sociedades no financieras, que se han situado en su nivel más alto en cinco años, desde mayo de 2015.

Por el contrario, los créditos a las familias residentes en España se redujeron un 1 % respecto al año anterior y marcaron el mínimo desde abril de 2006, según los datos facilitados este miércoles por el Banco de España.

Tras la declaración del estado de alarma a mediados de marzo por la pandemia de coronavirus, el Gobierno puso en marcha diversos paquetes de ayudas para mitigar la paralización de la actividad, entre ellas una línea de financiación a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Con un presupuesto inicial de 100.000 millones de euros, hasta la semana pasada autónomos y empresas españolas habían recibido casi 77.000 millones de euros, tras la aprobación de 620.705 préstamos con un aval público de 58.723 millones de euros.

En mayo, las empresas tenían créditos por un importe de 942.468 millones de euros, un 2 % más que en el mes anterior, en tanto que los de las familias alcanzaron 697.315 millones.

De estos 697.315 millones de euros, la mayor parte -513.786 millones- corresponden a préstamos para la compra de vivienda, un 1,8 % menos que un año antes; 183.529 son de créditos al consumo, que crecieron un 1,2 % respecto al año anterior.

En los últimos meses los hogares españoles han vuelto a acudir a los préstamos al consumo, que iniciaron en diciembre una racha bajista que se rompió en abril.

En cuanto a los préstamos para la compra de vivienda, la tendencia es a la baja desde julio del pasado año, con lo que acumula ya once meses consecutivos de descensos.

Por lo que respecta a las empresas, tras encadenar en diciembre, enero y febrero tres meses de descensos, los créditos comenzaron a repuntar en marzo, cuando se decretó el estado de alarma y se paralizó la actividad económica.

La tendencia se ha consolidado y ampliado en abril y mayo, impulsada por las líneas de financiación ofrecidas por el Gobierno, por ejemplo a través del ICO.

La variación mensual es mínima, aunque tantos en créditos a familias como a empresas las cifras son superiores en mayo respecto de las de abril, el otro mes completo en el que estuvo vigente el estado de alarma y las limitaciones a la actividad por la pandemia de coronavirus.

Los hogares pidieron 303 millones de euros más en mayo que en abril, un aumento del 0,04 %, en tanto que los créditos a las empresas se incrementaron un 2 %, 19.101 millones de euros más.

Cabe esperar que en los próximos meses las empresas continúen acudiendo al crédito, ya que como constata el Banco de España en su último informe anual, la fuerte contracción de la actividad en algunos sectores durante los últimos meses han aumentado las necesidades de liquidez de empresas y autónomos.

Aún a pesar de que el programa de avales aprobado por el Gobierno estaría contribuyendo de manera notable a la cobertura de estas necesidades, señala el informe, existe el riesgo de que algunas empresas sufran problemas de solvencia, como consecuencia del deterioro de su rentabilidad durante esta crisis.

Acerca de ProfesionalesHoy 34397 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy