El plantel de Alcoa lleva su protesta ante la Xunta y urge una intervención

Santiago de Compostela, 1 jul (EFE).- Cientos de trabajadores de Alcoa San Cibrao y sus familias se han manifestado este miércoles ante la sede de la Xunta para exigir que apoye una intervención pública de la factoría situada en A Mariña y que los Ejecutivos central y autonómico “se dejen de rifirrafes y remen en la misma dirección”.

Durante la protesta, los manifestantes han arrojado huevos con pintura, harina y papel higiénico a la sede de la Xunta -donde ha habido una fuerte presencia policial-; han prendido una hoguera y han exhibido féretros, bengalas y pancartas con lemas como “energía solución”, “yo voto cierre no” o “las cubas no paran”, a la vez que han coreado “Feijóo, cabrón, apoya la intervención”.

El presidente del comité de empresa de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, ha asegurado que “Aluminios de España funcionaba antes de que llegase Alcoa y lo seguirá haciendo después” y “si la ministra -de Industria, Reyes Maroto- no tiene arrojos para intervenirla, la intervendremos los trabajadores”.

Sobre las palabras de la ministra este martes, cuando aseguró que si Alcoa cierra tendría que devolver las ayudas, Zan ha señalado que “lo que tiene que hacer no es pedirles dinero, es decir que Alcoa no se cierra”.

“Con cuatro duros funcionaríamos otros cuarenta años”, ha dicho.

“Necesitamos un Gobierno que se atreva a poner de rodillas a una multinacional que se cree con derecho a vender una fábrica que le costó 100.000 millones de pesetas a los españoles: la fábrica es de España, así que pedimos al Gobierno central que la intervenga y dé una solución a toda la comarca”, ha continuado Zan.

Asimismo, ha advertido de que no descartan llevar sus protestas a Madrid, toda vez que si el Gobierno central “sigue sin hacer nada, habrá que ir allí a explicarle por qué creemos que Alcoa se tiene que salvar”.

“No nos hace falta seguir con problemas entre la Xunta de Galicia y el Gobierno: necesitamos que se pongan de acuerdo para poner remedio a este desaguisado”, ha concluido el representante del comité de empresa, quien entiende que “no tiene sentido dejar de producir 200.000 toneladas de aluminio cuando ya nos importan un millón”.

A la manifestación han acudido, además de representantes de las principales centrales sindicales, la integrante de las listas de Marea Galeguista María Chao o la cabeza de lista por Lugo del BNG, Olalla Rodil, así como la candidata de la formación nacionalista, Ana Pontón, quien ha reclamado una intervención pública “como están haciendo los Gobiernos desde Alemania hasta Portugal”.

“Alcoa es lo suficientemente importante para Galicia como para que no la dejen caer: el Gobierno central y la Xunta de Galicia deben explicar por qué están dejando pasar el tiempo”, ha denunciado Pontón, quien también ha apostado por una tarifa eléctrica gallega “para acabar con el expolio energético de este país, que es un escándalo”.

La concentración de este miércoles coincide con una jornada de huelga en toda la comarca de A Mariña, secundada por sindicatos, patronal y autónomos y que, según el comité de empresa, está teniendo un seguimiento “de casi el 100 %”.

El propio secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), Jaime López, ha acusado a Alcoa de no haber invertido en los últimos años en la modernización de su planta en San Cibrao porque “ya tenía unas decisiones tomadas” y ha recordado que los intereses de una multinacional no pueden estar por encima de los intereses de una provincia y de su gente”.

El jueves está prevista una nueva reunión entre el comité y los representantes de Alcoa, si bien Zan espera “poco” del encuentro al entender que la multinacional “seguirá funcionando como hasta ahora”, dispuesta a ejecutar su plan hasta el final.

El complejo industrial de San Cibrao, asentado entre los municipios mariñanos de Xove y Cervo, está compuesto por una fábrica de aluminio y una planta de alúmina, que emplean a 633 y 510 personas, respectivamente, y su peso en la economía local es de tal envergadura que representa un tercio del producto interior bruto de la provincia de Lugo.

Después de años de tira y afloja, generalmente provocados por el precio de la energía, que en el caso de las industrias electrointensivas representa un porcentaje muy elevado de los gastos de explotación, Alcoa comunicó el pasado 28 de mayo al comité de empresa sus intenciones para con 534 trabajadores.

Acerca de ProfesionalesHoy 33363 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy