Escrivá: “La falta de inclusión ha erosionado a las democracias occidentales”

Barcelona, 6 jul (EFE).- La falta de inclusión ha erosionado las democracias occidentales y es, probablemente, el elemento de mayor fragilidad de la sociedad y del sistema económico, ha asegurado hoy el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, que ha destacado que la Renta Mínima es un elemento que contribuirá a la cohesión social.

En la inauguración virtual de la 29ª Escuela de Verano de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar que organiza la Diputación de Barcelona, el ministro ha reivindicado que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) es una política “que pretende recorrer un camino que tendríamos que haber recorrido antes” y que tiene como objetivo construir “un sistema económico y una sociedad más justa”.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha advertido que “desde distintos sectores” se han erosionado las democracias occidentales y sus valores, “acercándose a aquellos que han quedado fuera con el argumento de que el sistema no les ha protegido”.

En este sentido, ha subrayado que el IMV “era un instrumento absolutamente necesario y urgente, que con la crisis se hace todavía más perentorio”, y ha explicado que ya han recibido más de 400.000 solicitudes para recibir el IMV, de las cuales 41.000 proceden de Barcelona, que se suman a los más de 76.000 hogares españoles que ya han recibido la prestación de oficio.

Escrivá ha señalado que esta prestación no solo aspira a acabar con la pobreza extrema, sino que pretende romper “la trampa de la pobreza”, es decir, el círculo vicioso que impide a las personas salir de una situación de exclusión para volver a tener una participación plena en la sociedad.

El ministro ha destacado la necesidad de medidas redistributivas de este tipo, señalando que la desigualdad y la pobreza antes de la intervención pública no es muy distinta a la de otros países del entorno, pues “es algo consustancial al modelo económico”, ha asegurado.

En este punto, ha reivindicado el trabajo realizado por los técnicos para desplegar el IMV y ponerlo en marcha “en tiempos bastante cortos” y ha enfatizado que se trata de una política pública “novedosa y moderna” que incluye metodologías para mejorar su eficacia.

“Muchas veces se hacen políticas y luego se dejan ahí, sin hacer ningún seguimiento preciso sobre su impacto o comprobando si se están cumpliendo los objetivos. Uno de los déficit de España es que las políticas se evalúan poco, funcionaba mucho por pálpitos e intuiciones”, ha señalado el ministro, que ha destacado que con el IMV han desarrollado tecnologías y metodologías para analizar los resultados de las políticas y rediseñarlas, si es necesario.

El ministro ha destacado que, más allá de la prestación, el IMV, gracias a todo el proceso de análisis y cruce de datos llevado a cabo para calcular la renta y el patrimonio de los hogares, ofrecerá a los ayuntamientos y a las comunidades un conocimiento exhaustivo de la situación de sus ciudadanos para, a partir de allí, trabajar y estudiar cuáles son los mejores itinerarios de inclusión e integración para estas personas.

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, y la presidenta delegada del Área de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar de la Diputación, Lluïsa Moret, han subrayado que el IMV es una medida “histórica” y una acción política “de gran calado” para que en la etapa pos-COVID “nadie quede marginado”.

Marín ha recordado que en Cataluña, según datos del IDESCAT de 2018, la tasa de pobreza es del 24 % y en las familias monoparentales llega al 43 % y ha confiado que el IMV “ayudará de modo significativo a erradicar la pobreza extrema y en especial la infantil, uno los grandes retos sociales que tenemos”.

Acerca de ProfesionalesHoy 33405 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy