Los ingresos de Adif caerán 600 millones por bajada del tráfico ferroviario

Madrid, 9 jul (EFE).- Los ingresos del grupo Adif registrarán un impacto negativo de 600 millones de euros este año como consecuencia de la caída de tráfico ferroviario derivado de la parada de la actividad por la epidemia del coronavirus, ha dicho la presidenta de la compañía, Isabel Pardo de Vera.

En un coloquio organizado por Executive Forum, Pardo de Vera ha explicado que, dado que sus ingresos proceden de los cánones que cobran a los operadores por el uso de la red ferroviaria y la actividad ha estado en mínimos desde mediados de marzo, en 2020 se registrarán en las cuentas de Adif y Adif Alta Velocidad 600 millones menos de facturación.

Pardo de Vera ha señalado también que esta crisis tendrá efectos en las cuentas de 2021, aunque no lo ha cuantificado.

No obstante, ha precisado que Adif Alta Velocidad puede recurrir al endeudamiento y apelar a fondos europeos, además de al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y ha destacado el éxito de las emisiones de bonos verdes.

La compañía hace sus previsiones económico financieras basándose además en las aportaciones estatales “que no tienen que superar las comprometidas pero sí han de producirse. Entiendo que esto no está en cuestión”, ha dicho.

Ha avanzado que en un horizonte de tres años se podrán incorporar más operadores en el proceso de liberalización del tráfico de pasajeros para permitir la entrada de otros agentes que han quedado fuera en la primera fase, que comienza a finales de este año.

Ha recordado que la liberalización del tráfico de mercancías ha sido “un proyecto fallido”, que no ha producido el efecto esperado de desviar tráficos desde la carretera al ferrocarril y ha considerado que si no se consigue el equilibrio multimodal habrá que “repensar” el modelo.

En este sentido, ha defendido la colaboración con Puertos del Estado para aprovechar sinergias.

El objetivo central del plan de liberalización del transporte de viajeros es que el ferrocarril gane peso y músculo, de manera que en media distancia se convierta en el medio hegemónico y se produzca un trasvase de viajeros del avión al tren.

Los nuevos proyectos, según Pardo de Vera, deben tener estudios de análisis de la rentabilidad económica y social, de sostenibilidad y de costes de mantenimiento.

Ha dicho que la empresa va a intensificar los trabajos del plan de cercanías, “a las que hace años no se dedicaba tiempo”, porque es clave para que las ciudades tengan modelos sostenibles de transporte y ha augurado que la segunda fase de la liberalización del tráfico ferroviario será un éxito.

Si ya el sistema ferroviario era el epicentro de la movilidad sostenible, esta crisis debe servir como revulsivo para acelerar la transformación. “No podemos pasarlo narcotizados”, ha afirmado.

Pardo de Vera ha señalado que la crisis de la covid ha obligado a la compañía a añadir un nuevo desafío a su plan de empresa, que pasa por hacer frente a situaciones de pandemia mediante el diseño de las herramientas adecuadas para mejorar la resiliencia de la red.

Adif trabaja también en el aumento de capacidad de la red para descargar los puntos más congestionados, como las grandes terminales de Madrid y Barcelona. No obstante, no se trata de construir infraestructuras si planificación, sino de contribuir a aumentar el valor del país.

En este sentido, es fundamental el papel de cercanías, “a las que hace años no se dedicaba tiempo”, pero que son claves para que las ciudades tengan modelos de movilidad sostenible.

Al tiempo, Adif trabaja también en la mejora en la explotación comercial de las estaciones para mejorar su productividad y dar valor añadido a los ciudadanos.

Acerca de ProfesionalesHoy 32699 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy