Oliver prevé una cifra similar del turismo nacional y aboga por mantener los precios

Madrid, 12 jul (EFE).- La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, espera que el turismo nacional alcance este verano posiblemente unas cifras muy similares a las del año pasado, al tiempo que aboga por mantener los precios, pese a la debilidad de la demanda extranjera por la covid-19, para no perder competitividad.

Aunque, en estos momentos, hay un poco más de optimismo ante la temporada estival, Oliver reconoce que va a ser “tremendamente difícil”, al igual que el resto del año y “a ver si en 2021 vamos ya recuperándonos”, ha señalado en una entrevista con Efe.

Para impulsar la demanda, Oliver se muestra más partidaria de ofrecer atractivos en forma de una mayor flexibilidad o una atención distinta que de descuentos, porque “lo suyo es mantener los precios” para que España no pierda competitividad. “Este equilibrio es muy difícil, pero creo que es importantísimo”, ha agregado.

FLUCTUACIÓN DE LA DEMANDA EXTRANJERA

La secretaria de Estado prevé que la demanda nacional va a funcionar “muy bien” en verano, ya que tiene “todo a favor”, mientras que el turismo internacional es “otra historia totalmente distinta”. Está sometido a una fluctuación, volatilidad e incertidumbre, que juntas “hacen muy difícil, por no decir imposible, dar alguna previsión”.

Se está recuperando gradualmente la conectividad aérea, pero la flexibilidad en las reservas, necesaria por otra parte, ya que, sin ella, en este momento tan cambiante sería muy difícil que la gente se anime a viajar, “añade aún más incertidumbre”, ha apuntado.

En cambio, Oliver se ha mostrado convencida de que los rebrotes que se están produciendo, se están controlando “razonablemente bien” y tienen alguna incidencia “localmente”, pero no a nivel de país España.

Para la secretaria de Estado, el corredor turístico piloto entre Baleares y Alemania lanzado en junio, además de ayudar a implantar de manera efectiva los protocolos que se habían estado elaborando, fue un mensaje “muy potente” en el sentido de que España es un destino seguro y preparado para recibir turistas y tuvo “una fuerte repercusión mediática” en nuestros mercados emisores.

NO VAMOS A TIRAR LA TOALLA

Los destinos que dependen tradicionalmente del turismo internacional -la costa mediterránea y los archipiélagos- se verán más afectados por la crisis, junto con aquellas actividades turísticas que tienen lugar en espacios cerrados o que concentran un mayor número de personas.

“Se trata de ir buscando soluciones a los que lo tienen más difícil. No vamos a tirar la toalla. Nos vamos a seguir inventando continuamente para que, mientras no tengamos una vacuna o tratamiento, podamos tener esta actividad turística”.

El Gobierno ha ido acompañando al sector en esta difícil situación y, entre sus medidas de apoyo, Oliver ha destacado los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que “tienen que seguir acompañando a trabajadores y empresarios, claramente, hasta que sea posible que reanudemos, ya con nuestro paso normal, la actividad”. “No tiene ningún sentido haber llegado hasta el 30 de septiembre y después se acabó”, ha defendido.

TURISMO POST COVID-19

Tras la pandemia, una vez que podamos vacunarnos, algunas de las prevenciones que hemos estado tomando por covid-19, podrían quedarse, pero debería desaparecer, en principio, la inseguridad y el miedo a viajar.

Posiblemente, “vamos a tener un turismo diferente porque el covid-19 ha impactado y cambiado nuestras vidas personales y sociales”, pero, en cualquier caso, España “seguirá siendo un destino con una enorme oferta, muy buena y competitiva, que seguirá atrayendo a muchos visitantes”.

“Es nuestra vocación y creo que nuestra vida es mejor con el turismo, por lo que no tengo ninguna duda de que ello va a seguir así, posiblemente no idénticamente, posiblemente será distinto, pero posiblemente sea mejor”.

La crisis ha puesto de manifiesto “la necesidad de reflexionar sobre nuestra situación turística y, ahora, es el momento de nuestras preguntas incómodas: si realmente esto tiene que ser de esta forma”.

En su opinión, la pandemia va a acelerar la transformación hacia un turismo más sostenible, más digital y de un poder adquisitivo más elevado, con un turista que valora y respeta nuestro entorno y que se preocupa por la gestión del medioambiente.

Se trata de que España sea lo más sostenible posible desde todos los puntos de vista, no sólo medioambiental, sino también social, con mejores condiciones de trabajo, sueldo y contratos, sin lo cual no hay turismo de calidad.

“Siempre decimos que queremos que los turistas se sientan seguros cuando vengan, pero no sólo ellos, sino también los trabajadores y los residentes”, ha subrayado.

La entrevista se ha realizado en el marco del Foro EURAGORA, que se transmitirá en dos sesiones los días 15 y 16 de julio, a través de una plataforma en línea conjunta y las redes sociales de EFE y Lusa, en una asociación pionera creada en el contexto del programa piloto europeo Stars4Media, que tiene el objetivo de apoyar la innovación en el sector de los medios de comunicación.

Acerca de ProfesionalesHoy 32747 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy