Rutte pide a Sánchez que busque en España la solución a la crisis económica

La Haya, 13 jul (EFE).- El primer ministro holandés, Mark Rutte, subrayó este lunes que “no va a ser fácil” acordar el fondo de reconstrucción en la UE y, antes de entrar a la reunión en La Haya con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró que su mensaje para los españoles es que tienen que “encontrar la solución” dentro de España a la crisis económica provocada por el coronavirus.

¿Qué tiene que decirle a España? “Que vosotros tenéis que encontrar la solución”, contestó Rutte, manteniendo su discurso de austeridad contrario a los paquetes de ayuda europeos, y mientras miraba cómo el coche oficial de Sánchez accedía por la puerta principal del Catshuis, la residencia oficial del primer ministro holandés en La Haya.

“Espero que sí (alcancemos un acuerdo). Esto es política, nunca es fácil”, añadió, preguntado si tiene esperanza de llegar a un término medio entre los ‘frugales’ (Dinamarca, Austria y Suecia, liderados por Holanda) y el resto de los países europeos, para aprobar este fondo, sea en la cumbre del 17 y 18 de julio, o después del verano.

Sin embargo, poco después y en Madrid la Moncloa emitió un comunicado para informar de que el jefe de prensa de Rutte, Sierk Nawjin, trasladó una matización de ese diálogo con la prensa según la cual Rutte había comentado textualmente “tenemos que encontrar una solución”, mientras esperaba la llegada de Sánchez.

A esa respuesta y al ser preguntado de nuevo por la prensa si esperaba que hubiera una solución, Rutte añadió “lo espero, lo espero, lo espero. Esto política; nunca es fácil”, concluye la nota de Moncloa, en la que Nawjin “asegura” además que la transcripción la comprobó el propio primer ministro.

Al bajar Sánchez del vehículo, ambos dirigentes se saludaron desde la distancia interpersonal de 1,5 metros, exigida como medida contra el coronavirus en Países Bajos, y después posaron sonrientes ante las cámaras en un día especialmente soleado en la capital política de los Países Bajos, aunque no hicieron ningún comentario adicional a la prensa.

El mismo mensaje que Rutte trasladó este lunes a los españoles también lo hizo en su momento con los italianos, instando a los gobiernos del Sur de Europa a encontrar una solución en casa, porque cualquier paquete de ayudas será un apoyo a esas medidas domésticas que se tomen, entre ellas las reformas económicas que exige Holanda.

“Es un enfoque un poco desactualizado. Para el Gobierno holandés la UE es una unión de Estados miembros fuertes, y no al revés. Ve la economía como una cuestión de política interna, que depende de los gobiernos, y dice: pon tu casa en orden, nosotros podemos darte consejos, pero no dinero, y el consejo es que funciones como Holanda”, explica a Efe el experto en Integración Europea en la Universidad de Maastricht, Mathieu Segers.

El analista recuerda que “este consejo se olvida de que en Holanda hay cosas que tampoco funcionan bien, como el sistema que sitúa a Países Bajos como un paraíso fiscal”.

El propio Rutte subrayó el pasado viernes que, “en lo que respecta a Países Bajos es imprescindible que se concreten las reformas” que harán los países que quieran acceder al fondo de reconstrucción porque, lamentó, “ya hemos escuchado promesas sobre reformas económicas antes”, y que en su opinión estos países no llevaron a cabo.

Para este liberal holandés “es muy importante” que se trabaje en las finanzas nacionales, y aseguró que los intentos de los líderes europeos de persuadirlo para que ceda no le suponen una “presión añadida” para llegar a un acuerdo en la próxima cumbre, porque, dijo, él no está “hecho de plastilina y puede gestionar” a sus huéspedes y sus intentos de persuasión.

Fuentes oficiales españolas explicaron a Efe que Sánchez trasladó este lunes a Rutte la “importancia” de alcanzar un acuerdo “histórico” en la próxima cumbre para que “Europa salga de esta crisis más fuerte, resiliente, verde y digital”, y consideró que la actual propuesta de la Comisión Europea es un “buen punto de partida de negociación”.

Los diferentes analistas consultados por Efe consideran que Rutte acabará cediendo, o que al menos dará su respaldo a una base de acuerdo a finales de esta semana, que permita a los líderes europeos irse de vacaciones de verano con algo más sólido.

Para Segers, los holandeses están “cada vez más aislados en su postura” de austeridad y falta de solidaridad, y cree que Rutte “está ahora buscando la manera de salir de esta situación sin perder la credibilidad en la política interna” porque siempre -subrayó- “la posición holandesa es constructiva, pero muchos se preguntan dónde está el elemento constructivo” en esto.

“Esto se debe a que el Gobierno se vio sorprendido por la iniciativa franco-alemana, ya que veía venir un plan pero no se esperaba que fuera tan grande (750.000 millones de euros) y que se basara en subsidios (y no en préstamos), y esto es problemático para el Ejecutivo” holandés, indica Segers, también experto en Historia de la Unión Europea.

En el mismo sentido, Amy Verdun, profesora de Política y Economía europea en la Universidad de Leiden, recuerda que la alianza germano-holandesa “ha sido fuerte durante años”, pero “de repente, Berlín decidió que iba a hacer concesiones, sin que nadie avisara antes a los holandeses, lo que les pilló por sorpresa” y por eso se movilizaron aún más con los otros países ‘frugales’.

Después de Sánchez, Rutte cena hoy con el primer ministro portugués António Costa, la última reunión prevista en La Haya con un líder europeo antes de la cumbre, y que sigue a los encuentros que hubo estas últimas semanas con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente francés, Emmanuel Macron, por el mismo motivo.

Acerca de ProfesionalesHoy 32660 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy