Anfac prevé que la demanda caiga un 35% en 2020 y llegar hasta las 850.000 matriculaciones

Madrid, 15 jul (EFE).- La asociación de fabricantes automovilísticos Anfac espera que, si no hay una evolución negativa de la pandemia del coronavirus y el Plan Renove que se ha lanzado recupera parte de la caída de la demanda, ésta disminuya un 35 % en 2020, frente al 45 % inicialmente previsto, y que el año se cierre con entre 800.000 y 850.000 matriculaciones.

En la presentación este miércoles del Informe Anual de Anfac de 2019, año en el que se matricularon 1,5 millones de vehículos (un 4 % menos que en 2018), su director general, José López-Tafall, ha explicado que en la primera estimación que hicieron sobre la demanda para este año, basada en las previsiones del PIB del Banco de España, bancos españoles y organismos europeos, el descenso era de un 45 %.

En ese cálculo no se tenía en cuenta el plan de renovación de vehículos que existe ahora, ha dicho López-Tafall, quien ha precisado que si la pandemia del coronavirus no evoluciona de forma negativa, “en otoño va todo de manera razonable”, y el impacto del Plan Renove recupera parte de la caída de la demanda, ésta se podría reducir a un 35 % este año y 2020 se podría cerrar con entre 800.000 y 850.000 matriculaciones.

Respecto a la revisión de la fiscalidad del automóvil, López-Tafall ha destacado que es un proceso que llevará tiempo y que Anfac ve posible avanzar en una fiscalidad ambiental que favorezca la descarbonización y facilite, además de la entrada de nuevos vehículos que no contaminan, la salida de los más contaminantes.

Ha indicado que desde el Gobierno ya les han dicho que esa reforma va a llevar su tiempo, pues ese cambio de fiscalidad debe tener un rango legal, a lo que se une la complejidad de la vinculación a la financiación de las corporaciones locales y las comunidades autónomas.

Ha agregado que esa reforma tiene que ser coherente con los principios recogidos en el Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción, que tiene una vocación plurianual, por lo que el cambio debe ser coherente ahora y también el 1 de enero de 2023.

En cuanto a los planes de apoyo al sector que se han hecho en otros países, como Francia y Alemania, el director general de Anfac ha señalado que permiten impulsar la demanda, lo que es de gran importancia para un país como España, que exporta el 80 % de la producción de automóviles.

Ha explicado que los planes han sido diferentes en cada país y, mientras en Francia se ha apostado por los vehículos de 0 emisiones y la renovación del parque automovilístico, a la que han reforzado, en Alemania se ha enfocado a una bajada del IVA para atraer clientes a los puntos de venta y medidas específicas a los vehículos eléctricos.

López-Tafall ha reconocido que el plan español tiene menos dinero, porque Francia y Alemania son mas ricos, pero, a pesar de contar con menos recursos que esos dos países competidores (Alemania es el primer fabricante europeo; España el segundo, y Francia el tercero), “si somos ágiles, la diferencia económica no va a ser muy importante”, pese a que la caída del mercado en esos países haya sido menor.

En cuanto a la necesidad de más planes Renove, López-Tafall ha indicado que hay que priorizar la eliminación de los vehículos más contaminantes de un parque automovilístico envejecido, que tiene 12,7 años de antigüedad de media, y luego centrarse en introducir vehículos menos contaminantes.

Ha señalado que para ello son necesarios apoyos, bien sea planes Renove como en España o ayudas para apoyar la renovación del parque como Francia, o bien orientarse a través de una política fiscal del automóvil que incentive la descarbonización y que favorezca la renovación de la flota.

VEHÍCULO ELÉCTRICO

Respecto al vehículo eléctrico, ha señalado que si el objetivo es que España mantenga su actual cuota de mercado, se deberían producir 800.000 vehículos electrificados en 2030.

En España se fabricaron 28.714 vehículos electrificados en 2019 (el 1 % de la producción total) y se matricularon 129.273 vehículos de ese tipo (el 8,6 % del total de las matriculaciones), según el Informe Anual de Anfac, aunque López-Tafall ha subrayado que el principal obstáculo que existe para aumentar su penetración es la escasa infraestructura de recarga pública que hay en España.

Según el documento de Anfac, 2019 se cerró con 7.607 puntos de recarga, lejos de los 110.000 que se necesitarían para 2025 y los 340.000 en 2030 para cumplir los objetivos de descarbonización del parque.

Además, en España, que cuenta con 17 fábricas de automoción, se producirán en los próximos dos años 16 modelos electrificados y López-Tafall confía en que esa cifra se amplíe.

El sector de la automoción en España aumentó un 9 % su facturación en 2019, hasta alcanzar los 69.500 millones de euros, aportó una recaudación fiscal de 30.888 millones y su participación en el PIB fue del 8,6 %.

La inversión del sector en 2019 ascendió a 2.700 millones de euros, lo que eleva 16.000 millones la inversión en los últimos siete años, ha dicho López-Tafall.

El sector de la automoción en 2019 alcanzó en torno a 66.000 empleos directos -200.000 si se suman los de la industria de componentes de automoción-, aunque el resto de la cadena de valor del sector (concesionarios, talleres y otros) empleaban a 450.000 personas, con lo que el sector representaba un 9 % del empleo en España con 2 millones de trabajadores.

Acerca de ProfesionalesHoy 33404 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy