La AIReF prevé que el PIB caiga un 12,4 % este año y no se recupere hasta 2022

Madrid, 16 jul (EFE).- La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha empeorado sus previsiones de PIB, empleo, déficit y deuda para este año, un ejercicio en el que la economía española podría contraerse hasta un 12,4 %, y retrasa a 2022 la vuelta al nivel previo a la crisis.

El informe sobre ejecución presupuestaria, deuda pública y regla de gasto presentado este jueves actualiza las estimaciones publicadas por la AIReF en mayo con la información nueva disponible, tanto de la situación sanitaria como de la propia economía, que se ha comportado peor de los esperado, y las nuevas medidas adoptadas.

La mala evolución del segundo trimestre -que arrojará una caída del PIB del 17,5 %- ha llevado a revisar a la baja las previsiones de contracción económica para este año, hasta un 10,1 % en un primer escenario -donde solo hay brotes locales-, 1,2 puntos más que en su anterior informe, y un 12,4 % en un segundo escenario -donde es necesario un nuevo confinamiento-, 7 décimas más.

En 2021, la economía española crecerá entre un 5,2 % en el primer escenario (seis décimas más) y un 5,8 % en el segundo (sin cambios), lo que dejaría el PIB español al cierre de ese año cinco puntos porcentuales por debajo del de antes de la crisis, un nivel que no recuperará al menos hasta la segunda mitad de 2022.

El buen comportamiento de 2021 está relacionado, según la AIReF, con el aumento previsto del consumo y con las mejores perspectivas para el empleo tras la ampliación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Así, las nuevas previsiones apuntan a una caída del empleo equivalente a tiempo completo de entre un 10,7 % y un 12,8 % este año -entre 9,7 % y 12,9 % en el anterior informe- para después rebotar entre un 4,2 % y un 4,6 % en 2021, por encima de la horquilla de entre el 2,6 % y el 3,1 % del anterior documento.

Aunque el conjunto de las medidas adoptadas por las diferentes administraciones han tenido un impacto positivo en la economía equivalente a unos 3 puntos de PIB, su coste en términos presupuestarios se sitúa entre 4,1 y 4,9 puntos de PIB.

La AIReF calcula el coste de todas estas medidas entre 46.065 y 54.001 millones de euros tras incrementarse entre 8 y 7 décimas de PIB con respecto a mayo por la aprobación del ingreso mínimo vital y la ampliación de los ERTE, entre otras iniciativas políticas.

Este aumento del gasto, unido a una caída de los ingresos tributarios de entre el 10,4 % y el 12,5 % y a la propia contracción económica, disparará el déficit público hasta entre el 11,9 % y el 14,4 % del PIB en 2020, un punto y seis décimas más, respectivamente, que en el anterior informe.

La AIReF también modifica el reparto del déficit entre administraciones después de que la administración central haya compensado con transferencias a la Seguridad Social y las comunidades autónomas.

Con este aumento del déficit, la deuda pública se elevaría hasta una horquilla de entre el 117,6 % (2,6 puntos más) y el 123,2 % (1,2 puntos más) del PIB, por lo que incluso con equilibrio presupuestario la deuda no se situaría por debajo del umbral del 60 % del PIB hasta al menos 2050.

En el capítulo de recomendaciones, la AIReF ha insistido en la necesidad de clarificar el marco fiscal, lo que pasa por activar la cláusula que dejaría sin efecto los objetivos de estabilidad presupuestaria, establecer planes plurianuales y aprobar una estrategia fiscal nacional a medio plazo.

Acerca de ProfesionalesHoy 32702 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy