Nissan ofrece aplazar el cierre de plantas a junio pero exige pactar ya el ERE

Barcelona, 21 jul (EFE).- Nissan ha planteado a los sindicatos aplazar a junio de 2021 el cierre de sus plantas de Barcelona, previsto para diciembre, y no ejecutar despidos antes del 20 de diciembre, aunque todo ello a cambio de pactar ya las condiciones del ERE y de reanudar la producción de vehículos tras el verano.

Durante la reunión mantenida este martes por representantes de la empresa y de los sindicatos, con la mediación de la Generalitat de Cataluña, el directivo designado por el fabricante japonés para liderar el cierre, Frank Torres, ha trasladado esa oferta a los sindicatos, que se han opuesto y han condicionado cualquier negociación a que la empresa retire el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), cuyo período de consultas acaba el 30 de julio.

En un encuentro virtual con periodistas, Torres ha justificado esta tarde la propuesta de la empresa para “dar margen a la búsqueda de una alternativa industrial para las plantas de Nissan”.

Así pues, Nissan se aviene a aplazar el cierre “a finales de junio de 2021” y a no hacer “despidos traumáticos” entre el final del período de consultas, es decir, entre el 30 de julio y el 20 de diciembre.

No obstante, insiste en que el cierre es irreversible, porque las plantas barcelonesas no son “viables”, y reclama cerrar ya un acuerdo sobre el ERE, que afecta a 2.525 empleados, por lo que quiere ultimar ya este mes un pacto sobre las indemnizaciones. De esta manera, en caso de que no hubiera opción de reindustrialización, cada empleado cobraría lo pactado.

La otra condición para aplazar el cierre a junio de 2021 es retomar la producción de vehículos -de la e-NV200 y de la familia de la pick-up, en sus versiones Navara, Alaskan y X Class- tras la parada técnica del verano, y hasta junio de 2021.

Nissan plantea calendarios diferentes de cierre de plantas y de despidos porque en enero valorará si la carga de trabajo en las plantas de Barcelona se corresponde con el nivel de ventas de los vehículos que produce. “Más allá de enero habrá que afinar bien la producción a lo que se requiera”, ha dicho Torres.

El directivo ha asegurado también que Nissan tiene la voluntad de crear un “grupo de trabajo” con Gobierno y Generalitat para “asegurar” que Barcelona sigue manteniendo el centro de I+D y el personal vinculado a compras, y otro grupo con los proveedores “para ayudarles a encontrar una carga de trabajo adicional”.

“La mejor manera de ayudar a los proveedores es poder alargar la fecha de cierre y reiniciar producción”, ha asegurado Torres, aunque al mismo tiempo ha dejado claro que “la empresa no va retirar el ERE”.

“Este importante que nos sentemos a negociar para evitar el peor escenario (…) Si no hay acuerdo antes del 30 de julio, Nissan seguirá adelante”, ha asegurado el negociador de la automovilística, aunque ha matizado que ésta no era la última oferta de la multinacional y se ha mostrado abierto incluso a alargar las conversaciones unos días en agosto si es necesario.

Por su parte, el presidente del comité de Nissan en Barcelona, Juan Carlos Vicente (CCOO), ha explicado a Efe que los sindicatos han rechazado negociar hasta que Nissan retire el ERE presentado para despedir a 2.525 trabajadores.

“Si acordamos la propuesta que nos han presentado hoy, estamos acordando el cierre de la planta”, ha señalado Vicente, y ha apostado por que la empresa retire el expediente y, entonces, hablar sin presiones de todas las posibilidades que hay de cara al futuro.

“Ellos parten de un hecho consumado, que es el cierre… y nosotros necesitamos tiempo para buscar la viabilidad de la compañía”, ha asegurado.

Vicente ha calificado la propuesta hecha hoy por Nissan de “pequeño avance, pero insuficiente” y cree que la compañía la ha hecho porque quieren que el cierre sea “acordado y negociado”.

Para Vicente, que la empresa se comprometa a no despedir a nadie hasta diciembre no es suficiente “porque, con eso, no hay tiempo ni para ver un futuro industrial con Nissan ni sin Nissan”.

Desde los sindicatos se ha insistido en que pueden demostrar que las plantas de Barcelona son viables y que su compromiso es de mantenimiento de los puestos de trabajo, pero que necesitan tiempo para demostrar esta viabilidad.

El próximo jueves se realizará una nueva reunión entre la dirección de Nissan Motor Ibérica y los representantes del comité de empresa en el marco del proceso de consultas iniciado el pasado 30 de junio sobre la intención de la compañía de cerrar las plantas de la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca a partir de diciembre de 2020.

Asimismo, los sindicatos sostienen que Nissan no ha presentado aún documentación que justifique el cierre y se congratulan de que, gracias a la huelga en Barcelona, han logrado paralizar la planta de Nissan en Reino Unido y que la de Renault (aliado de Nissan) en Palencia, a partir del jueves.

El pasado 28 de mayo, Nissan anunció su decisión de cerrar en diciembre las plantas que tiene en la Zona Franca de Barcelona, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca. EFE

atm-jd-ao/mg/may

Acerca de ProfesionalesHoy 32747 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy