Naturgy gana un 43,6 % menos hasta junio y revisará su plan estratégico

Barcelona, 22 jul (EFE).- Naturgy ganó 334 millones de euros hasta junio, un 43,6 % menos que en el mismo semestre de 2019, debido a la crisis del coronavirus, que hizo caer la demanda y desplomó los precios de gas y electricidad, y ha anunciado que en otoño revisará su actual plan estratégico, vigente hasta 2022.

La multinacional que preside Francisco Reynés no ha avanzado aún qué impacto puede tener la crisis de la COVID-19 sobre sus ganancias este año, es decir, en términos de beneficio neto, pero sí ha dado este miércoles algunas orientaciones.

Y es que Naturgy prevé que su beneficio bruto de explotación o ebitda se sitúe, en términos ordinarios, en torno a los 4.000 millones de euros al cierre de este año, lo que supone un 14,3 % de descenso en comparación a los 4.668 millones de ganancia operativa ordinaria que obtuvo en 2019.

En una conferencia con analistas, Reynés ha admitido que los resultados del primer semestre “claramente no son muy buenos”, pero ha apuntado que la multinacional se ha visto “fuertemente impactada” por la crisis, que ha hecho caer tanto la demanda energética como los precios.

Por ello, Naturgy, cuyos títulos caían este mediodía en torno a un 4 %, celebrará en el último trimestre del año un Capital Markets Day, un encuentro en el que expondrá al mercado financiero “su siguiente fase de transformación”.

En particular, Reynés ha precisado que allí dará a conocer su estrategia industrial para los próximos años o sus nuevos objetivos financieros, entre otros aspectos, pero ha querido dejar claro que “no se pondrá en cuestión” ni la política de dividendo al accionista ni la de creación de valor.

En esta línea, Naturgy ha aprobado el primer dividendo a cuenta del ejercicio 2020, que comportará el pago de 0,31 euros brutos por título el próximo 29 de julio, y aunque amortizará 14,5 millones de acciones propias como fórmula para remunerar al accionista, mantiene suspendido el programa de recompra de acciones hasta tener mayor visibilidad sobre cómo afectará toda esta crisis a su negocio.

Reynés también ha remarcado que los dos primeros años de aplicación del plan estratégico han servido para que Naturgy ganara en simplificación, en disciplina financiera o bien en optimización de su operativa, entre otras cuestiones.

No obstante, el presidente de la multinacional ha llamado a seguir profundizando en este proceso de cambios en la multinacional: “necesitamos transformarnos más”, ha dicho.

Por otra parte, Naturgy ha revelado también que ha logrado “avances en la terminación anticipada de contratos -de aprovisionamiento de gas- a largo plazo por un volumen anual de 20 Teravatios hora (TWh), y espera nuevos acuerdos durante la segunda mitad del año” con otros suministradores para modificar contratos en volumen y en precio.

Además de por la caída de la demanda y de los precios de gas y electricidad, Naturgy se vio afectada también este semestre por la depreciación significativa de algunas divisas latinoamericanas, lo que recortó el beneficio neto en 23 millones en comparación al primer semestre de 2019.

En términos ordinarios, Naturgy asegura que el beneficio neto del período fue de 490 millones, un 30,3 % menos, y el ebitda de 2.037 millones, un 11,1 % inferior al del primer semestre de 2019.

Con todo, la multinacional recuerda que tiene una posición de liquidez que alcanza los 10.006 millones, “lo que le permite afrontar cómodamente sus compromisos financieros, así como estar en disposición de poder capturar las oportunidades de crecimiento que puedan surgir”, remarca en un comunicado.

Renegociar los contratos de suministro de gas, seguir reduciendo el perfil de riesgo de la compañía mediante la rotación de activos y establecer relaciones beneficiosas para ambas partes con los reguladores son otros objetivos que se propone Naturgy.

En cuanto al beneficio bruto de explotación o ebitda, alcanzó los 1.870 millones hasta junio, un 14,1 % menos que en el primer semestre de 2019.

Por áreas de negocio, la denominada de Gas y Electricidad reportó en este primer semestre 547 millones al ebitda, lo que supone un 17,7 % menos en comparación al mismo período de 2019, mientras que Infraestructuras LatAm Sur generó 371 millones, un 17,4 % menos.

La actividad de Infraestructuras LatAm Norte, en cambio, aportó 189 millones al ebitda, y el resto de actividades tuvieron una aportación negativa de 59 millones, frente los 46 millones de pérdidas del año anterior.

Por otra parte, las inversiones en el primer semestre sumaron 552 millones, un 21 % menos que hace un año, aunque la deuda neta se recortó un 2,3 %, hasta 14.920 millones.

Acerca de ProfesionalesHoy 32649 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy