La caída de precios del turismo en pleno verano hace bajar el IPC el 0,6 %

Madrid, 30 jul. (EFE).- La caída de los precios del turismo y la hostelería en pleno verano provocada por la COVID-19 ha llevado a que la inflación bajara en julio el 0,6 % en tasa interanual, tres décimas más con respecto al descenso del 0,3 % de junio, lo que hace temer a los analistas que siga cayendo si hay rebrotes.

El INE ha adelantado el dato del índice de precios de consumo (IPC) que muestra un retroceso del 0,6 % en julio empujado por la caída de la actividad turística y de sus precios, que subían un año antes, aunque también han influido a la baja los costes de la alimentación, que han disminuido respecto a julio de año pasado.

Aunque tras la finalización del estado de alarma, el INE ha retomado la recogida presencial de los precios, todavía se ofrecen los datos de los grupos especiales de bienes y servicios COVID-19 creados para ver la evolución de los productos más consumidos por los hogares durante el confinamiento.

Este grupo especial de bienes COVID-19 (que incluye alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, productos farmacéuticos, comida para animales y artículos para el cuidado personal) subió el 1,8 % interanual, cinco décimas menos que en junio.

La analista de ATL Capital Susana Felpeto ha señalado a EFE que una vez retomado el método de análisis pre covid habrá que ver “como va evolucionando” en los próximos meses y ha recordado que el temor a nuevos rebrotes de coronavirus pueden hacer caer aún más los precios del turismo y la hostelería.

No obstante, también ha valorado el “repunte al alza” en julio de los precios de los carburantes que han registrado una subida mayor que la de hace un año.

“Va a depender muchísimo de si hay una segunda oleada que implique una restricción de movimientos para los ciudadanos, en cuyo caso sí que veremos una caída importante. Pero sobre todo será bastante relevante ver cómo va evolucionando de cara a final de año o principios del que viene cuando tengamos una vacuna y veamos una recuperación”, ha recalcado.

Dentro del grupo COVID-19 la alimentación y bebidas no alcohólicas subieron el 2,2 % anual, lo que supone seis décimas menos que el mes anterior, mientras que los alimentos frescos se encarecieron un 3,1 % anual, un punto menos que en junio, y los envasados lo hicieron un 1,7 % anual, tres décimas menos.

El grupo especial de servicios COVID-19 (que incluye alquiler de vivienda y garaje, agua, alcantarillado, basuras, comunidad, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios) cayó un 3 % interanual, seis décimas más que junio.

Pedro Aznar, profesor del departamento de Economía y Finanzas de Esade ha añadido en declaraciones a EFE que la inflación se mueve en terrenos negativos desde marzo debido a una caída de la actividad y de la demanda solo vista durante la Guerra Civil y ha afirmado que ni tan siquiera el incremento de los costes que han tenido las empresas para prevenir el covid ha sido repercutido en los precios al cliente.

“Vamos a observar probablemente en lo que queda de año una situación similar. Es bastante probable que la inflación se esté moviendo en territorios negativos fruto de esa fuerte caída de la demanda agregada”, ha incidido tras recalcar que conforme avancemos en el último trimestre del año, si la actividad consigue normalizarse, las tasas de inflación podrían ser del 0 %.

Este analista también alude a la situación “volátil” de la economía y la inflación según se produzcan o no rebrotes y ha valorado que, al menos, la caída de precios da “alas” al BCE para seguir aplicando medidas de estímulo.

Desde UGT el Secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino, ha señalado que la nueva caída de la inflación deja margen adicional para que el Gobierno acometa políticas expansivas de gasto que impulsen la economía y una reconstrucción “socialmente justa”.

En comparación mensual, los precios de consumo cayeron en julio un 0,9 % respecto al mes de junio y los precios de los bienes COVID-19 bajaron un 0,7 % respecto a junio, mientras que los de los servicios COVID-19 disminuyeron un 0,1 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 33377 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy