CaixaBank gana 205 millones, un 67 % menos, tras hacer dotaciones por la Covid

Barcelona, 31 jul (EFE).- CaixaBank ha obtenido un beneficio neto de 205 millones de euros en el primer semestre del año, un 67 % menos que en el mismo período de 2019, tras realizar una provisión extraordinaria de 1.155 millones por los efectos económicos de la COVID-19.

La entidad, que ha dotado en el primer trimestre 400 millones y otros 755 en el segundo, ha registrado hasta junio unos ingresos core -los derivados de la actividad bancaria- de 4.064 millones, lo que supone una ligera caída del 0,5 %, según la información remitida a la CNMV, el supervisor bursátil.

Durante la crisis sanitaria, el banco ha aprobado un total de 357.488 solicitudes de moratoria hipotecaria de sus clientes en España, que afectan a una cartera de 9.848 millones, y, desde el inicio del estado de alarma hasta el 30 de junio, ha concedido 32.500 millones de financiación al sector empresarial, al margen de las líneas ICO.

En concreto, el banco ha gestionado más de 164.000 solicitudes de préstamos ICO por un importe total de 13.726 millones.

Respecto a la cuenta de resultados, el margen de intereses se reduce un 2,1 % respecto al año anterior, hasta 2.425 millones, debido principalmente al descenso de los ingresos de los préstamos por una disminución del tipo de interés aplicado, vinculado en parte al incremento de la concesión de créditos ICO, a la reducción de los ingresos de crédito al consumo y al descenso de los tipos.

Por su parte, las comisiones suman hasta junio 1.266 millones, un 1,5 % más que en 2019, si bien la disminución de la actividad económica a partir de la segunda quincena de marzo, cuando se decretó el estado de alarma, y el impacto de los mercados influyen en su evolución respecto al primer trimestre, con una caída del 7,5 %.

El margen bruto registra una disminución del 7,4 %, con 4.117 millones, en parte por la reducción del resultado de operaciones financieras, que cae un 45,5 %, hasta los 142 millones. Los resultados de entidades participadas se reducen un 53,7 %, situándose en los 97 millones, y los ingresos por dividendos bajan un 41,6 %, hasta los 94 millones.

La tasa de morosidad se sitúa ahora en el 3,5 %, una décima menos que hace un año, y la ratio de cobertura se incrementa hasta el 63 %.

El volumen de negocio (créditos y recursos) del primer semestre asciende a 643.631 millones, la cifra más alta desde la creación de CaixaBank, y el crédito a la clientela bruto alcanza los 242.956 millones, con un crecimiento anual del 6,8 %, debido sobre todo al aumento de casi el 16 % del crédito a las empresas.

Los recursos de clientes ascienden a 400.675 millones, un 4,3 % más que en junio de 2019, mientras que los activos bajo gestión llegan a los 98.573 millones.

El patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs se sitúa en 65.619 millones, un 4,3 % interanual menos, y los planes de pensiones suman 32.954 millones, un 2,3 % menos.

Los activos líquidos totales se sitúan por primera vez por encima de los 100.000 millones, concretamente en 106.609 millones, con un crecimiento de 17.182 millones en el año, y la ratio Common Equity Tier 1 (CET1), que mide la fortaleza financiera del banco, alcanza el 12,3 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 33250 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy