Lufthansa multiplica sus pérdidas por 31 hasta junio y prepara más despidos

Fráncfort (Alemania), 6 ago (EFE).- El grupo de aerolíneas Lufthansa, parcialmente nacionalizada para evitar su quiebra tras la interrupción del tráfico aéreo por la pandemia, perdió algo más de 3.600 millones de euros hasta junio y prepara a su plantilla en todo el mundo para despidos forzosos, también en Alemania.

Lufthansa perdió en el primer semestre 31 veces más que hace un año debido al desplome de la demanda de vuelos como consecuencia de la COVID-19.

La facturación cayó hasta junio a 8.335 millones de euros (-52 %) y en el segundo trimestre se desplomó (-80 %).

Lufthansa logró la mayor parte de su facturación gracias a sus filiales de transporte de mercancías y de servicios técnicos de mantenimiento de aviones.

También sufrió una pérdida operativa semestral de 3.468 millones de euros (beneficio de 417 millones hace un año).

Lufthansa ya ha reducido el número de empleados en 8.300 trabajadores, o un 6 %, hasta casi 130.000, la mayor parte fuera de Alemania, y ahora no descarta despidos forzosos, tampoco en Alemania, porque prevé una normalización de la demanda al nivel anterior a la crisis, como muy pronto, en 2024.

Los sindicatos quieren evitar los despidos forzosos mediante medidas como reducción salarial, jornada a tiempo parcial y jubilaciones anticipadas, pero no consiguen llegar a un acuerdo con la dirección.

Lufthansa negocia con el sindicato de pilotos Vereinigung Cockpit (VC), con el de tripulantes de cabina Ufo y con el sindicato del sector servicios Verdi.

Debido a la crisis que ha creado en el sector de transporte aéreo y del turismo la pandemia, Lufthansa considera necesario el recorte de 22.000 empleos a tiempo completo en todo el mundo, la mitad de ellos en Alemania.

Con los auxiliares de vuelo ya llegó a un acuerdo, pero ahora Ufo quiere seguir negociando porque Lufthansa no ha presentado un plan de reducción del tiempo de trabajo, ni de las indemnizaciones.

La compañía alemana ha reducido los costes operativos en el segundo trimestre un 59 % al implementar el trabajo a jornada reducida para la mayor parte de la plantilla y al eliminar gastos no necesarios.

Lufthansa quiere reducir sus costes un 15 % hasta el 2023 y la flota en, como mínimo, 100 aviones, lo que puede crear un exceso de personal.

Además, Lufthansa tuvo unas depreciaciones extraordinarias sobre los aviones y derechos de uso de aviones de 300 millones de euros, sobre valores de empresas de 157 millones y sobre el valor de participaciones en sociedades de riesgo compartido en el área técnica de 62 millones.

El resultado financiero estuvo lastrado en el primer semestre con 782 millones de euros por la caída del valor de mercado de los contratos financieros para cubrir el coste del combustible.

El presidente del grupo Lufthansa, Carsten Spohr, destacó la “cesura del tráfico aéreo global” y que antes de 2024 no prevén “la vuelta sostenida de la demanda al nivel anterior a la crisis, especialmente en las conexiones de largo recorrido no se va a producir una rápida recuperación”.

Spohr añadió que no van a poder evitar “una profunda reestructuración” pese a que han reducido los costes y pese a las aportaciones de las filiales de transporte de carga y de servicios técnicos de mantenimiento.

En vez de aspirar a lograr “crecimiento a cualquier precio”, habrá que lograr valores sostenibles y responsables, según Spohr.

Lufthansa ya ha anunciado el cierre de Germanwings y de SunExpress Alemania, su sociedad de riesgo compartido con la turca Turkish Airlines, que empleaba a 1.200 personas

Desde julio Lufthansa ha ampliado su oferta de vuelos, que se habían interrumpido casi completamente durante el segundo trimestre.

En julio la oferta ha subido al 70 % de los vuelos que ofrecía antes de la crisis.

Ahora ofrece más vuelos a destinos vacacionales, por ejemplo a España, con su filial de bajo coste Eurowings y con Edelweiss.

Para el tercer trimestre, quiere aumentar la capacidad ofrecida para vuelos de corto y medio recorrido a una media del 40 % de la capacidad del año pasado y para vuelos de largo recorrido al 20 %.

En el cuarto trimestre las capacidades aumentarán una media del 55 % en los vuelos de corto o medio alcance y del 50 % en los vuelos de largo radio.

De este modo, a finales de año volará de nuevo al 95 % de los destinos de corto y medio recorrido y al 70 % de los destinos de larga distancia.

Acerca de ProfesionalesHoy 33300 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy