Autoridades fiscales ordenan nuevos pagos a Nissan vinculados a la era Ghosn

Tokio, 20 ago (EFE).- La oficina regional de impuestos de Tokio ha ordenado al fabricante de vehículos Nissan Motor un nuevo pago de impuestos atrasados durante varios años en los que permanecía bajo la presidencia de Carlos Ghosn, confirmó hoy a Efe la empresa.

“Se ha completado una investigación fiscal para el período hasta 2019. Nissan recibió un aviso de reevaluación de las autoridades y responderá de manera apropiada”, dijo a EFE una portavoz del fabricante, sin ofrecer más detalles al respecto.

La investigación concluye, según detalles recogidos por la cadena NHK, que Nissan no declaró adecuadamente mil millones de yenes (8 millones de euros) en los cinco ejercicios fiscales de 2014 a 2018 (comprendidos entre el 1 de abril de 2014 y el 31 de marzo de 2019) vinculados a la malversación de fondos corporativos hecha por Ghosn.

Como resultado, las autoridades fiscales han ordenado el pago del ajuste tributario y un gravamen adicional a modo de multa de 250 millones de yenes (2 millones de euros/2,4 millones de dólares), según la mencionada cadena pública japonesa.

De acuerdo a las informaciones filtradas a los medios locales, el dinero se usó para financiar el uso del avión de la empresa, el pago de varias residencias de Ghosn o de servicios de consultaría sin contrato, que la oficina de impuestos de Tokio considera que no son gastos corporativos deducibles, sino con fines privados.

Nissan ya pagó varias decenas de millones el año pasado después de que las autoridades fiscales concluyeran en otra investigación para un período anterior de tres ejercicios que debería haber incluido como ingresos, y no gastos corporativos, otros 150 millones de yenes (1,2 millones de euros/1,4 millones de dólares).

Según una investigación interna de Nissan, el expresidente Ghosn, que se encuentra actualmente en el Líbano tras huir de Japón cuando se encontraba en libertad bajo fianza, habría malversado más de 120 millones de euros de Nissan y los investigaciones de la oficina de impuestos de Tokio habría corroborado parte de esos hallazgos.

En febrero, Nissan interpuso una demanda civil contra Ghosn por valor de 10.000 millones de yenes (80 millones de euros), por los daños sufridos por las irregularidades, que el expresidente niega.

La auditoría fiscal es independiente a los cargos presentados por la fiscalía de Tokio en el marco del caso.

Acerca de ProfesionalesHoy 33349 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy