La plantilla de Nissan regresa mañana a la fábrica con la producción detenida

Barcelona, 23 ago (EFE).- Los trabajadores de Nissan regresarán finalmente mañana a la planta de Barcelona tras semanas en huelga gracias al acuerdo entre la dirección y los sindicatos, pero lo harán con la producción detenida debido a la rescisión anticipada del contrato de Acciona, encargada de la logística de la compañía.

La decisión de la proveedora de romper el contrato -que expiraba en marzo de 2021- de forma “unilateral e inmediata” con la multinacional japonesa y despedir a sus 500 trabajadores ha comprometido el reinicio de la actividad, que estaba programado para este lunes 24 de agosto y que, tal como anunció el viernes, se pospone al menos una semana.

Nissan preveía retomar mañana la producción después de que a principios de mes alcanzara un acuerdo con los sindicatos para el cierre de las plantas barcelonesas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca en diciembre de 2021 y que estipulaba también las condiciones de reinicio de las operaciones, paradas por la huelga indefinida de la plantilla.

Sin embargo, la presión de Acciona, la principal empresa subcontratada de la automovilística nipona, ha obligado a cambiar los planes: la Línea 1, que ensambla la furgoneta eléctrica e-NV200, arrancará el lunes 31 de agosto, mientras que la Línea 2, encargada de las pick-up Nissan Navara, Renault Alaskan y Mercedes X-Class, tiene previsto reanudar la producción el lunes 7 de septiembre.

Mientras tanto, los empleados que no puedan desempeñar sus funciones mediante teletrabajo volverán mañana a la fábrica, donde asistirán en los próximos días a un plan de formación sobre las medidas de protección y prevención laboral necesarias relacionadas con la COVID-19.

Lo que todavía no está claro es cómo se reiniciará la actividad tras la marcha de Acciona ya que, por el momento, el equipo directivo de Nissan se encuentra “analizando las alternativas y acciones de carácter urgente y extraordinario que debe implementar” para poder retomar la producción “lo antes posible”, tal como ha explicado la propia multinacional.

Según fuentes sindicales consultadas por Efe, una posibilidad sería que la plantilla asumiera las funciones de los trabajadores de Acciona, una opción que, a priori, “no está en sus planes”.

Y es que, han recordado, el acuerdo que alcanzaron con la dirección de Nissan para el cierre de las plantas de Barcelona implicaba garantizar también todos los puestos de trabajo de las empresas proveedoras y subcontratas.

Por eso, pese al acuerdo, no descartan “apoyar el conflicto” de los empleados de Acciona, cuyo comité de empresa ha amenazado con una huelga indefinida y ya ha convocado una concentración para el próximo lunes ante las instalaciones de la planta de Zona Franca.

Nissan reabrió sus fábricas a principios de mayo tras el cierre decretado por el estado de alarma, pero el paro de los trabajadores de plantilla obligó a congelar la producción, una situación que se agravó después de que el 28 de mayo la dirección de la multinacional anunciara el cese de su actividad en Cataluña.

La tensión entre sindicatos y empresa se alargó durante semanas y el acercamiento entre ambas partes no se produjo hasta el 5 de agosto, resultado de una maratoniana reunión de más de 25 horas que se celebró de forma telemática con la mediación del departamento de Trabajo de la Generalitat.

Empleados y compañía pactaron posponer el cese de la actividad de diciembre de este año hasta el mismo mes de 2021 -lo que da un margen de tiempo mayor para encontrar inversores industriales interesados en ocupar las factorías- y no despedir a nadie hasta esa fecha, aunque sí podrá haber bajas voluntarias incentivadas.

Acerca de ProfesionalesHoy 33257 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy