Exministra de Nigeria: La OMC debe actualizarse para ayudar en la pandemia

Nairobi, 25 ago (EFE).- La exministra nigeriana de Finanzas Ngozi Okonjo-Iweala, candidata a dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC), asegura en una entrevista con Efe que la institución, pese a su crisis, es aún “relevante”, pero debe “actualizar sus reglas” para resolver, entre otros, algunos de los problemas comerciales que han surgido a raíz de la pandemia de la COVID-19.

“Soy muy proactiva. Y creo que la OMC necesita un líder proactivo”, afirma Okonjo-Iweala en una entrevista por videoconferencia con Efe desde Washington, donde quedó “atrapada” hace semanas, tras cerrar Nigeria sus aeropuertos para frenar la propagación del coronavirus.

En la carrera por suceder al brasileño Roberto Azevedo, quien dejará el cargo de director general este 31 de agosto, la exministra compite con siete aspirantes por las riendas del organismo, sumido en la que es quizás su peor crisis en veinticinco años de historia.

La candidata, de 66 años, presenta una imponente hoja de servicio: ministra de Finanzas (2003-2006, 2011-2015) y Asuntos Exteriores (2006) de su país, directora gerente del Banco Mundial (2007-2011) y, actualmente, presidenta del consejo de administración de Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI).

Si cumple el sueño de convertirse en la primera mujer y en la primera persona de África en dirigir la OMC, Okonjo-Iweala reconoce que la guerra comercial entre Estados Unidos y China será “un asunto muy importante” en su agenda.

PREGUNTA: ¿Por qué quiere liderar la OMC?

RESPUESTA: Quiero liderar la OMC porque aún creo en la máxima importancia del comercio en el siglo XXI y creo en el sistema multilateral de comercio. Y la OMC es el guardián de las reglas que apuntalan ese sistema multilateral. Si no estuviera, tendríamos que inventarla.

P: Pero el mundo multilateral parecer estar en declive. ¿Ese fenómeno no convierte a la OMC en un organismo irrelevante?

R: Claro que no. La OMC es una organización muy relevante. Y sí, el multilateralismo parece estar en retirada, como la globalización, pero yo creo en ella. Debemos fortalecer el multilateralismo porque su solidaridad es a veces la única forma de solucionar problemas.

P: Algunos expertos consideran que la OMC necesita una personalidad fuerte al timón. ¿Es usted ese timonel?

R: Por supuesto. Se me conoce como una líder y una reformista. También tengo reputación de emprendedora, alguien que puede lograr resultados. Soy muy proactiva. Y creo que la OMC necesita un líder proactivo en estos momentos.

LATINOAMÉRICA Y UN LIDERAZGO “DIFERENTE” EN LA OMC

P: Uno de sus rivales es el mexicano Jesús Seade, que trabajó en la OMC durante décadas. ¿Por qué Latinoamérica debería respaldarla a usted y no a él?

R: Los países latinoamericanos deberían pedir algo diferente. La OMC necesita liderazgo y sólidas habilidades políticas. Yo he sido capaz de resolver problemas realmente complicados en el pasado, como ministra de Finanzas e incluso como directora gerente en el Banco Mundial. Por tanto, deberían apoyarme porque ofrezco algo diferente, esa capacidad de liderazgo, esa mirada nueva.

P: La llamada “nueva normalidad” de la pandemia también afecta al comercio. ¿Cómo afrontaría esa realidad desde la OMC?

R: Me gustaría que la OMC actualizara sus reglas respecto a la COVID-19. Muchos países, noventa de hecho, han restringido las exportaciones de suministros y equipos médicos durante esta pandemia. (…) Los países pobres no podían tener acceso a los suministros y equipos médicos. Los países ricos podían obtenerlos.

Por tanto, cuando tengamos vacunas (contra el coronavirus), por ejemplo, ¿qué va a pasar? Debemos revisar las reglas de los acuerdos de comercio para ver qué rige la propiedad intelectual y el acceso a vacunas o medicinas.

Esto es una emergencia de salud pública y, por eso precisamente, necesitamos revisar esas reglas. Creo que la OMS debería ver eso como una oportunidad para decirle al mundo: “tenemos herramientas para ayudarles a resolver este problema. Vamos a garantizar que nuestras reglas facilitan el acceso a las vacunas y no bloquean a los países pobres”.

P: Ninguna mujer y nadie de África han dirigido nunca la OMS. ¿A qué se debe?

R: Creo que la elección de quién liderará la OMC, particularmente en este momento difícil, debe basarse en el mérito. Los miembros de la OMC deberían buscar algo diferente para guiarles. No deberían optar por el “statu quo”. Necesitan un nuevo liderazgo. Y yo pienso que estoy capacitada. Si soy africana, fantástico. Eso es algo bueno porque ningún africano la ha dirigido. Si soy una mujer, mejor. Porque ninguna mujer ha tenido la oportunidad. Son buenos atributos, pero primero tenemos que seleccionar a alguien según el mérito.

P: Algunos observadores sostienen que el hecho de que tres países africanos (Nigeria, Kenia y Egipto) presenten candidatos reduce la posibilidad de triunfo de un aspirante de África. ¿Está de acuerdo?

R: Absolutamente, si hubiera un candidato africano y fuera yo u otro, sería más fácil. Pero no es el caso. Yo lo veo de forma positiva y no negativa. De forma positiva en el sentido de que África ha podido presentar tres candidatos cualificados para competir.

LA GUERRA COMERCIAL ENTRE EEUU Y CHINA

P: Si consigue el puesto, ¿cómo ayudará a sanar las heridas abiertas por las disputas comerciales entre Estados Unidos y China?

R: Este es un asunto muy importante en mi agenda. Hay un déficit de confianza en la OMC entre grandes miembros, como EEUU y China, entre la Unión Europea y EEUU y entre miembros desarrollados y en vías de desarrollo. Por tanto, hace falta hallar vías para reconstruir la confianza. Yo miraría dónde hay un entendimiento común.

Permítame ponerle un ejemplo concreto: cuando hablas con Estados Unidos, cuando hablas con China, sabes que el sistema de resolución de disputas (entre los 164 países miembros) está paralizado, lo que es una prioridad máxima que hay que reparar. Pero EEUU y China quieren el sistema de resolución de disputas. Eso es una buena señal. La cuestión es cómo quieren que sea.

P: Si el presidente (de EEUU), Donald Trump, pierde las elecciones de noviembre en EEUU frente al demócrata Joe Biden, ¿terminará la guerra comercial con China?

R: No, creo que nos engañaríamos si pensamos que las discrepancias con China se van a esfumar. Creo que están muy arraigadas. Lo que veremos será probablemente un cambio de estilo y enfoque más que un cambio sustancial.

P: ¿Ese cambio de estilo podría beneficiar a la OMC?

R: Bueno, espero que sí. No lo puedo decir (…). Creo que debemos escuchar con cuidado a EEUU sobre sus problemas. Si tomamos, por ejemplo, el Órgano de Apelación, donde ellos tienen algunos desacuerdos y bloquearon el nombramiento de sus miembros; si escuchas algunas discrepancias, ellos tienen razón.

P: Si llega a dirigir la OMC, ¿qué cambio podría llevar a África?

R: Si tengo la suerte de que me hacen jefa de la OMC, trabajaré para todos los miembros, africanos y no africanos. Pero respecto a África, querría garantizar que la OMC apoya el éxito del Acuerdo de Libre Comercio Continental Africano, porque creará una área de libre comercio muy grande.

Pedro Alonso

Acerca de ProfesionalesHoy 33258 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy