Berlín rebaja la caída esperada del PIB por la pandemia en 2020 al 5,8 %

Berlín, 1 sep (EFE).- El Gobierno alemán rebajó este martes ligeramente su pronóstico sobre el impacto de la pandemia del coronavirus en la economía al situar para 2020 la caída del PIB en el 5,8 %, cinco décimas menos de lo estimado en abril, aunque mantiene que el retroceso alcanzará un récord histórico.

El ministro de Economía, Peter Altmaier, presentó estas estimaciones como parte de una evaluación avanzada de la evolución esperada del PIB alemán, que sin embargo afronta la recesión más profunda desde la posguerra.

La recuperación que empieza a registrar ya la economía alemana es “más rápida y dinámica” de lo inicialmente esperado, estimó Altmaier, quien se mostró confiado en que no habrá un nuevo confinamiento como consecuencia de la pandemia.

El Ejecutivo alemán espera que en 2021 sin embargo se registre una recuperación menor de la esperada: en lugar de un rebote del 5,2 % ahora pronostican que será más moderado, del 4,4 %.

Durante la crisis financiera de 2009 el PIB alemán registró un retroceso del 5,7 %; este martes Altmaier reconoció que, aunque la recuperación ya se vislumbra en la segunda mitad de 2020, el nivel del PIB previo a la crisis solo se alcanzará previsiblemente en 2022.

El ministro destacó que la crisis de la pandemia ha impactado en Alemania menos que en otros países industrializados de su entorno, y citó el ejemplo del Reino Unido, del que dijo que ha sufrido “el doble” de lo que ha tenido que afrontar la economía germana.

Según las estimaciones publicadas ahora, el impacto de la pandemia en las exportaciones alemanas, que caracterizan la potencia económica del país, será de una caída del 12,1 % en 2020, pero Altmaier destacó que en 2021 se asistirá a un rebote con un crecimiento del 8,8 %.

El ministro aseguró que los nuevos datos que permiten prever un impacto de la pandemia menor de lo esperado muestra la influencia del “escudo protector sin precedentes que ha implementado el Gobierno federal y el paquete de estímulo que se ha lanzado, ambos con un volumen total de más de 1 billón de euros”.

Algunos institutos económicos, como el Instituto Alemán de Estudios Económicos (DIW), estimaron en julio que en el tercer trimestre se producirá una recuperación con un crecimiento del 3 %, aunque por entonces no se tenían datos del incremento de contagios de la COVID-19 conocidos en los últimos días.

Ya el pasado agosto se anunció una revisión de la contracción de la economía alemana en el segundo trimestre, cuando el PIB cayó un 9,7 %, algo menor que el 10,1 % inicialmente avanzado.

Sin embargo, las cifras de ese período siguen siendo el mayor desplome del PIB trimestral alemán desde que empezaron a publicarse estas cifras en 1970 y habrá que esperar a los datos del tercer trimestre para observar si la tendencia marca realmente una nueva tendencia.

Y es que la contracción de la mayor economía europea con la COVID-19 ha sido tan abultada que el PIB alemán era, al final del segundo trimestre, un 11,3 % menor que justo un año antes en datos comparables (eliminadas las distorsiones por calendario y precios).

Sin embargo, también en agosto se supo que el índice de confianza empresarial de Alemania deja entrever que la caída de la economía ha tocado fondo y que se vislumbra la recuperación, que sin embargo no tendrá la forma de una “V” y que será lenta y desigual.

El ministro de Economía advirtió al presentar los datos actualizados de la prevista evolución económica que será esencial que se respeten las reglas de distanciamiento social que permitirán que no haya rebrotes de la pandemia que obliguen a asumir nuevas medidas que afecten a la coyuntura a corto plazo.

Acerca de ProfesionalesHoy 33268 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy