GM y Honda profundizan sus lazos con una alianza estratégica en Norteamérica

Washington, 3 sep (EFE).- General Motors (GM) y Honda profundizaron este jueves sus lazos con la firma de un acuerdo para establecer una alianza en Norteamérica que les permitirá compartir el desarrollo de nuevos vehículos, tanto de combustión como eléctricos, y ahorrar costes en el futuro.

El acuerdo entre el cuarto fabricante mundial de automóviles, por número de unidades, GM, y el séptimo, Honda, puede tiene el potencial de generar más movimientos de consolidación en un sector que lleva varios años en una profunda transformación con la llegada de los vehículos eléctricos y el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma.

El tercer fabricante estadounidense, y octavo del mundo, Fiat Chrysler (FCA) y el grupo francés PSA, el décimo en producción, están en el proceso de fusión de sus operaciones para crear una nueva compañía, Stellantis.

Y, en un nivel inferior, Ford, el segundo fabricante estadounidense y el quinto mundial, tiene desde principios del año pasado una alianza con el grupo Volkswagen (VW), el segundo del mundo, para el desarrollo y producción de furgonetas y camionetas “pickup” de tamaño medio.

Además, VW ha invertido con Ford en la firma de inteligencia artificial Argo AI que el fabricante estadounidense quiere utilizar como base para sus sistemas de conducción autónoma.

Todos estos acuerdos son fruto de la necesidad de dedicar grandes recursos financieros para el desarrollo de las nuevas tecnologías que están llamadas a dominar el mercado en los próximos años.

Y por si no fuera suficiente, los fabricantes tradicionales de automóviles en Estados Unidos se enfrentan a la creciente amenaza de nuevas empresas, como el fabricante de vehículos eléctricos de lujo Tesla, o empresas emergentes como Waymo, la unidad de Google que está desarrollando vehículos autónomos.

En este contexto, cobran especial significado las palabras de los ejecutivos de GM y Honda, en las que destacaron la importancia que el acuerdo tendrá para ahorrar recursos, que se podrán destinar al desarrollo de nuevas tecnologías y productos.

En un comunicado, el presidente de GM, Mark Reuss, indicó que “esta alianza ayudará a ambas compañías a acelerar la inversión en innovaciones futuras de movilidad al liberar más recursos. Dado nuestro fuerte historial de colaboración, las compañías producirán significantes sinergias en el desarrollo de sus carteras actuales de vehículos”.

En términos similares se expresó el vicepresidente ejecutivo de Honda, Seiji Kuraishi, quien dijo que “podemos conseguir sustanciales eficiencias de coste en Norteamérica que nos permitirán invertir en futuras tecnologías de movilidad a la vez que mantenemos nuestra propia oferta de productos, distinta y competitiva”.

A pesar del enfoque en los ahorros, ninguna de las dos compañías cuantificó las ventajas financieras de la alianza estratégica diseñada por el memorando de entendimiento firmado hoy, alianza que será dirigida por una comité conjunto en el que participarán “altos ejecutivos de ambas compañías”.

Pero lo que si señalaron las dos compañías es que tienen prisa para ponerse a trabajar de forma conjunta: las conversaciones para planificar el desarrollo conjunto “empezarán de forma inmediata” y a principios de 2021 empezará el desarrollo de ingeniería.

El acuerdo permitirá no sólo compartir tecnologías, plataformas de vehículos y sistemas de propulsión sino también compras conjuntas y “potenciales eficiencias de fabricación”.

Además, las dos compañías tienen planes para compartir investigación y desarrollo (I+D) y costes de ingeniería en determinados vehículos y sistemas de propulsión que serán desarrollados de forma conjunta.

Inicialmente, la idea es que la alianza desarrolle cuatro todocaminos SUV para Norteamérica.

El acuerdo de hoy se produce meses después de que en abril de este año, GM y Honda anunciaran la colaboración para el desarrollo de dos nuevos vehículos eléctricos que llevarán la marca de la compañía japonesa y que aparecerán en el mercado en 2023.

Los dos modelos estarán producidos con la plataforma de vehículo eléctrico que ha desarrollado GM así como la tecnología de bateria Ultium del fabricante estadounidense. Pero el diseño de los vehículos y sus características serán realizados por Honda.

Como parte del acuerdo de abril, GM también integrará en los vehículos su tecnología de asistencia a la conducción, Super Cruise, que anticipa la conducción autónoma, así como el servicio OnStar de seguridad y comunicaciones.

Además, Honda ya tiene una participación minoritaria en Cruise, la subsidiaria de GM que está desarrollando la tecnología de conducción autónoma tras invertir en la unidad 2.750 millones de dólares en 2018.

Acerca de ProfesionalesHoy 33463 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy