La inflación china cumple con los pronósticos y avanza un 2,4 % en agosto

Pekín, 9 sep (EFE).- El principal indicador de la inflación en China, el índice de precios al consumidor (IPC), aumentó un 2,4 % interanual en agosto, tres décimas menos que en julio y un dato que iguala el registro más bajo en los últimos 20 meses, según la Oficina Nacional de Estadística (ONE).

La institución también divulgó hoy que el índice de precios a la producción (IPP), que mide la inflación mayorista, cayó un 2 % interanual, tras la bajada del 2,4 % interanual registrada en julio.

Esa cifra confirma que los precios mayoristas siguen moderando su caída tras haber bajado un 3,7 % en mayo y un 3 % el mes siguiente; los analistas apuntan a una recuperación de la demanda industrial, que va retomando su actividad tras el parón provocado por la pandemia de la COVID-19, ya bajo aparente control en el país asiático.

En un comunicado emitido hoy, el estadístico de la ONE Dong Lijuan explicó que las políticas gubernamentales “lograron destacados resultados” para la economía local y “la oferta y la demanda general del mercado estuvieron equilibradas”.

LOS ALIMENTOS MODERAN SUS SUBIDAS

Al igual que en meses anteriores, los datos de la ONE muestran que los principales protagonistas de la subida del IPC fueron los alimentos, que se encarecieron un 11,2 % interanual en agosto, frente al 13,2 % interanual de julio.

En concreto, el precio del cerdo, uno de los productos más demandados por los consumidores chinos, continúa en ascenso aunque moderando el incremento: subió un 52,6 % el mes pasado, frente al 85,7 % interanual de julio, dado que su producción se ha visto mermada desde mediados de 2018 por una epidemia de peste porcina africana que ha diezmado la piara nacional.

Asimismo, el precio de las verduras frescas aumentó un 11,7 % interanual en agosto, mientras que el de los huevos cayó un 11 % y el de la fruta fresca descendió un 19,8 %.

Por otra parte, la ONE indicó que el precio de los productos no alimentarios se incrementó en un 0,1 % y, entre ellos, el de los bienes de consumo aumentó un 3,9 %, mientras que el de los servicios decreció un 0,1 %.

El IPC aumentó un 2,1 % interanual en agosto en las zonas urbanas del país asiático, mientras que en las rurales se incrementó en un 3,2%, añadió la ONE.

El analista Julian Evans-Pritchard, de la consultora Capital Economics, destaca que agosto fue el primer mes desde el inicio de la pandemia en el que se registró un avance en el IPC básico, que mide los precios al consumidor pero extrayendo los más volátiles como los de los alimentos o la energía.

En su opinión, esto podría suponer que ese indicador podría haber tocado ya su fondo tras una caída constante de medio año.

RECUPERACIÓN PAULATINA EN LA INDUSTRIA

El IPP moderó su caída del 2,4 % de julio al 2 % de agosto, lo que, visto desde un punto de vista más cercano, supone una subida intermensual del 0,3 %.

Dong no solo citó la recuperación de la demanda industrial como motivo para este descenso más suave, sino que también aludió a la recuperación de los precios internacionales de las materias primas.

De los 40 sectores industriales analizados por la ONE, se registraron subidas de los precios en 17; en otros 18, bajaron, y en los 5 restantes se mantuvieron estables con respecto al mes anterior.

La institución destacó la bajada en los precios de las industrias relacionadas con la extracción de gas y petróleo (-25,2 % interanual) y de las que lo procesan (-16,7 %).

También llama la atención el retroceso del 15,2 % interanual en los precios de la industria de manufactura de fibras químicas.

De cara al futuro, Evans-Pritchard prevé una mayor ralentización del IPC gracias a la recuperación del suministro de carne porcina, aunque también advierte de que la inflación subyacente subirá debido a las presiones sobre los precios por parte de la demanda provocadas por los estímulos económicos de Pekín, basados en proyectos de infraestructura.

Acerca de ProfesionalesHoy 33249 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy