La UE pide a China más compromiso político de alto nivel para un pacto de inversiones

Bruselas/Berlín 14 sep (EFE).- La Unión Europea (UE) reclamó este lunes en una videoconferencia con el presidente de China, Xi Jinping, una implicación política de alto nivel para lograr cerrar un acuerdo “significativo” de inversiones, que las dos partes negocian desde 2014 y que podrían concluir antes de finales de año.

“La UE enfatizó que se requeriría un compromiso político de alto nivel dentro del sistema chino para alcanzar un acuerdo significativo”, declararon en un comunicado conjunto los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, así como la canciller alemana, Angela Merkel, que representaron a la Unión en la videoconferencia.

Esta reunión telemática, que comunicó Bruselas, Berlín y Pekín, dio seguimiento a la cumbre de líderes de la UE y China de junio y sustituyó a la cita presencial que se iba a celebrar en la ciudad alemana de Leipzig pero que fue suspendida por la pandemia.

La relación económica fue uno de los principales temas que abordaron, y la UE pidió que sea “más equilibrada”: “Europa tiene que ser un jugador, no un terreno de juego”, indicó Michel en una rueda de prensa al término de la videoconferencia con Xi, que duró unas dos horas.

La UE, principal socio comercial de China, reclamó al gigante asiático especialmente “reciprocidad” e “igualdad de oportunidades” en el área económica, razón por la cual llevan negociando desde 2014 un acuerdo de inversiones.

Sobre ese pacto, Von der Leyen dijo en la rueda de prensa que hay avances en la negociación de las disciplinas sobre el comportamiento de empresas estatales, la transferencia forzada de tecnología y la transparencia sobre subsidios, aunque “queda mucho por hacer en otros aspectos del acuerdo”, en particular en acceso a mercados y desarrollo sostenible.

“Esperamos que las barreras al acceso al mercado chino sean eliminadas especialmente para tecnologías digitales emergentes, centrales para nuestras economías”, señaló, y se refirió a las telecomunicaciones, computación, salud, biotecnología o transporte y los vehículos verdes.

La agencia oficial china Xinhua había publicado antes de la reunión de hoy un editorial en el que la consideró una “señal de certidumbre” en la esfera internacional frente a un período de “turbulencias y cambios”.

Pero sobre el acuerdo de inversiones, advirtió que depende de que “ambas partes encuentren un término medio y ejerzan influencia política en la etapa final de las negociaciones”.

En lo referente a acceso a mercados, Von der Leyen opinó que “no es una cuestión de encontrarse a medio camino, sino de reequilibrar las asimetrías” y de la “apertura de nuestros respectivos mercados”.

“Necesitamos que China avance en estos dos asuntos si vamos a alcanzar nuestro objetivo compartido de finalizar las negociaciones este año. Otra forma de decirlo es que China nos tiene que convencer de que merece la pena tener un acuerdo de inversiones”, comentó.

La UE también pidió a China que se implique en las futuras negociaciones sobre subsidios industriales en el marco de la Organización Mundial del Comercio, y en línea con el compromiso de Pekín de garantizar un trato justo a los productores europeos en su mercado, consideró que debe hacer más para mejorar el acceso de productos agroalimentarios y servicios financieros y digitales.

Igualmente, la UE expresó su preocupación por la sobrecapacidad china en sectores tradicionales como el acero o el aluminio, pero también en la alta tecnología.

En paralelo, ambas partes celebraron pasos adelante como la firma hoy del acuerdo sobre indicaciones geográficas que lograron a finales del año pasado, que mejorará el acceso al mercado chino de productos agrícolas europeos de alta calidad.

En lo que se refiere a la reducción de gases que fomentan el cambio climático, los europeos recalcaron que China es un “socio global clave”, y le pidieron más ambición en ese sentido, recordando que la UE espera alcanzar la neutralidad climática para 2050.

Merkel subrayó desde Berlín que es especialmente importante que China se sienta comprometida con el Acuerdo de París de cara a la próxima conferencia de Glasgow y a la definición de nuevas metas.

La canciller recordó que China consume la mitad del carbón que se consume en el mundo, por lo que es especialmente importante que el país dé un giro hacia otras fuentes de energía, aunque aseguró que Europa es consciente de que se trata de un proceso difícil.

Los europeos animaron a China a ser más ambiciosa en sus compromisos climáticos, poner un límite a sus emisiones y ponerse una meta para la neutralidad climática, algo que la UE espera lograr en 2050.

Las dos partes acordaron establecer un diálogo de alto nivel sobre medioambiente y clima para afrontar “ambiciosos compromisos conjuntos”.

Acerca de ProfesionalesHoy 33404 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy