Berlín prevé un déficit de 96.200 millones en los presupuestos de 2021

Berlín, 23 sep (EFE).- El consejo de ministros alemán aprobó este miércoles el borrador del presupuesto federal para el año que viene, que prevé 96.200 millones de euros de déficit para afrontar las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus.

Estas cuentas públicas prevén además un gasto total del Gobierno federal de 413.400 millones de euros. En comparación, y tras las actualizaciones para hacer frente a la pandemia, el presupuesto de 2020 se elevó a 508.500 millones de euros, con 217.800 millones en déficit.

“Es mucho, mucho dinero. Pero es para contribuir a la estabilización de la economía. Es lo correcto”, aseguró al presentar los presupuestos en rueda de prensa el ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Se trata del segundo mayor déficit en términos absolutos en la historia de la República Federal Alemana, tras el de este año. Sigue a seis ejercicios consecutivos de “déficit cero” o incluso superávit.

El volumen total del déficit se compone de aumento del gasto (en torno a 50.000 millones), por las medidas anticrisis y el repunte de las partidas de las políticas sociales, y también de la caída de los ingresos (más de 30.000 millones). En ambos casos la COVID-19 es el principal responsable.

Las inversiones del Gobierno central ascenderán a 55.000 millones de euros, frente a los 71.000 millones del presupuesto de este año, como parte del revulsivo para reactivar la mayor economía europea tras el choque de la pandemia. Para los próximos tres años se prevé mantener el nivel de inversiones estable en los 48.000 millones.

El Gobierno alemán aprobó estas cuentas con cierto retraso con respecto a su calendario habitual, pues suele presentar este borrador inicial antes del verano.

No obstante, llega a tiempo para cumplir con los plazos de la Comisión Europea (CE), que para el 15 de octubre quiere contar con las previsiones fiscales de los estados miembro y sus techos de gasto.

Los presupuestos no se aprobarán definitivamente hasta principios de diciembre, una vez que se sometan a lectura, revisión y votación en el Bundestag.

La deuda pública alemana vuelve así a dispararse por encima del equivalente al 60 % del producto interior bruto (PIB), objetivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Tras la crisis financiera y el paquete de estímulo de Berlín, la deuda pública alemana alcanzó el 82,4 % del PIB, aunque a continuación comenzó a descender de forma progresiva durante los seis años en que Alemania cosechó superávit fiscales, para situarse el año pasado en el 59,5 %.

Debido a la pandemia el Bundestag (cámara baja) suspendió el “freno de la deuda” de la constitución, que obliga a respetar el equilibrio presupuestario, para permitir que el Gobierno alemán incurriese en nuevo endeudamiento.

Acerca de ProfesionalesHoy 33847 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy