Congreso de EE.UU. aprueba un proyecto de ley contra el trabajo forzoso de uigures

Washington, 22 sep (EFE).- El Congreso de EE.UU. aprobó este martes un proyecto de ley que busca prohibir ciertas importaciones de la región autónoma china de Xinjiang y la imposición de sanciones a los responsables de violaciones a los derechos humanos, en un intento por frenar el trabajo esclavo del pueblo uigur y otras minorías musulmanas.

La Cámara de Representantes aprobó con 406 votos a favor y tres en contra el proyecto de Ley de Prevención del Trabajo Forzoso Uigur, que deberá pasar por el Senado y ser firmado por el presidente estadounidense, Donald Trump, antes de entrar en vigor.

El proyecto prevé que los bienes fabricados o producidos en Xinjiang no puedan ingresar a EE.UU. a menos que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza determine que no están vinculados con mano de obra de convictos, trabajo forzado o por contrato bajo sanciones penales.

“El libre comercio verdadero no puede implicar trabajo de esclavos”, defendió durante el debate el congresista republicano Michael McCaul.

Mientras su colega demócrata James McGovern, quien lideró la propuesta, advirtió antes de la votación que “1,8 millones de uigures y miembros de otros grupos étnicos minoritarios predominantemente musulmanes han sido detenidos arbitrariamente en los campos de trabajo y sometidos a trabajos forzados, torturas, intimidación y otros abusos graves de los derechos humanos”.

La iniciativa, según expertos, puede tener un impacto entre las marcas de ropa que usan el algodón procedente de esa región para elaborar sus prendas.

Para el director ejecutivo de la organización Worker Rights Consortium, Scott Nova, la Cámara de Representantes ha hecho una “llamada de alerta” a las marcas de ropa y otras corporaciones.

“El mensaje no podía ser más claro: si las marcas y los minoristas se niegan a dejar de abastecerse de productos hechos con trabajo forzoso, el Gobierno de Estados Unidos los detendrá”, afirmó Nova, citado en un comunicado.

Según esa organización, la acción del Congreso estadounidense ante esta problemática “se ha vuelto necesaria porque las marcas de ropa y los minoristas continúan abasteciéndose de algodón y otros productos de la región uigur, a pesar de la presencia bien documentada de trabajo forzado”.

Adrian Zenz, miembro honorario de la organización Victims of Communism, destacó en Twitter que el proyecto “crea una ‘presunción refutable’ que asume que todos los bienes fabricados en Xinjiang están hechos con trabajo forzoso y por lo tanto están prohibidos (a menos que se demuestre lo contrario)”.

De igual forma, ordena el monitoreo “de los eslabones de la cadena de suministro en otras partes de China que llegan hasta Xinjiang o implican transferencias de mano de obra”.

La decisión de la Cámara Baja se suma a otras iniciativas avaladas por los legisladores, entre ellas un proyecto de ley aprobado en marzo por la Cámara Baja para imponer sanciones a China por sus supuestos abusos a los uigures y a otras minorías musulmanas y una iniciativa que recibió el visto bueno del Senado en mayo, la cual contempla sanciones a funcionarios del Gobierno de China responsables de abusos en contra de ese pueblo.

El pasado 17 de junio, el presidente Trump firmó una ley a favor de los derechos de los uigures, que prevé sanciones contra funcionarios chinos sospechosos de abusos contra esta y otras minorías musulmanas de la provincia de Xinjiang.

Cuatro días antes, China había anunciado que prohibirá la entrada de los senadores Marco Rubio y Ted Cruz y del congresista Chris Smith, entre otros funcionarios estadounidenses, en respuesta al veto que Washington impuso a tres dirigentes del Partido Comunista Chino (PCCh) por su supuesta implicación en los abusos sobre la población uigur.

Acerca de ProfesionalesHoy 33873 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy