Crece el “escepticismo” en la UE sobre la posibilidad de un acuerdo con R.Unido

Bruselas, 3 oct (EFE).- Hay un “sentimiento creciente” entre algunos líderes de la Unión Europea (UE) de que “tal vez un no acuerdo puede ser menos malo que un mal acuerdo” en la relación futura con el Reino Unido, por lo que aumenta el “escepticismo” sobre la posibilidad de alcanzar un pacto comercial.

Es la “temperatura” que en esta cuestión constató un alto funcionario europeo durante la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Bruselas, los días 1 y 2 de octubre, que logró sanciones contra Bielorrusia y una subida de tono contra Turquía.

Justo al terminar la novena ronda de negociaciones y a apenas dos semanas para la crucial cumbre europea sobre el Brexit, el alto funcionario dijo en un encuentro con medios europeos, entre ellos Efe, que “será difícil de obtener un acuerdo”, ya que los líderes de la UE no tienen la sensación de que “hay margen” para lograrlo.

El Brexit ocupó un breve espacio informativo en la última cumbre del Consejo Europeo, pero el “escepticismo” sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo comercial con el Reino Unido era general en la mesa, dijo la fuente, tras constatar que “en estas últimas semanas no ha habido muchos avances”.

Un pesimismo que tampoco oculta la presidenta de la Comisión Europa, Ursula von der Leyen, quien fue la encargada de hacer balance sobre las negociaciones a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, y que este sábado tiene previsto hablar por videoconferencia con el primer ministro británico, Boris Johnson.

Von der Leyen y Johnson abordarán en persona el asunto por primera vez desde junio, en un último impulso para encontrar puntos en común sobre un acuerdo comercial posterior al Brexit.

El Reino Unido y la UE continuarán las conversaciones la semana que viene y hasta la próxima cumbre de la UE del 15 al 16 de octubre en un esfuerzo por cerrar un acuerdo antes de fin de año.

El pesimismo creciente en la UE de que eso sea posible se fundamenta en que los principales escollos siguen sin resolverse, como el debate sobre las garantías para asegurar la competencia justa entre empresas británicas y comunitarias, y el tira y afloja por las cuotas de pesca en aguas británicas.

También ha intoxicado esta última ronda de negociaciones la presentación del proyecto de ley británico que viola el acuerdo de retirada, en particular, los aspectos relacionados con la frontera irlandesa, ya que para los estados miembros de la UE “está claro que no respetarán lo que acordaron” en ese marco, dijo el funcionario.

Pero al mismo tiempo ese incumplimiento ha supuesto un “regalo” para la UE, ya que pone en evidencia que el Reino Unido ” no está respetando el Estado de derecho internacional” y les pone “en una situación más difícil”, añadió.

“Queremos un acuerdo porque creemos que es mejor tener un acuerdo como vecinos (…) pero no a cualquier precio”, dijo Von der Leyen, quien la próxima semana viajará a Irlanda para preparar las posiciones europeas de cara a una cumbre a la que los Veintiocho van “tranquilos” y “unidos”, según el citado funcionario.

Durante la cumbre, dijo, los líderes escucharon una breve evaluación del primer ministro irlandés, Micheál Martin, quien los instó a mantenerse firmes contra los esfuerzos de Londres para socavar el acuerdo de divorcio.

Un eventual acuerdo necesitaría aún la ratificación de los Parlamentos europeos y británico antes de que finalice el período de transición el próximo 31 de diciembre.

Acerca de ProfesionalesHoy 33943 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy