El Banco de España pide prudencia a la banca para evitar otra crisis financiera

Madrid, 6 oct (EFE).- El gobernador de Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido prudencia a los bancos, tanto con los sueldos como con el reparto de dividendos, para evitar que la crisis económica consecuencia de la COVID-19 derive en otra crisis financiera, perjudicial para el bienestar de los ciudadanos.

Hernández de Cos ha comparecido en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso para explicar el Informe Anual del Banco de España y ha señalado la “enorme incertidumbre” que han provocado los nuevos rebrotes de coronavirus y que hacen no ser complacientes con las previsiones de repunte de la economía para el tercer trimestre del año.

También ha insistido en que hay que evitar a toda costa una nueva crisis financiera porque en caso contrario la recuperación sería mucho más “dramática y persistente” y ha puntualizado que los bancos son mecanismos de transmisión de crédito y agentes de estabilidad financiera que repercuten en el bienestar de los ciudadanos.

Hernández de Cos ha considerado que el deterioro financiero de empresas y hogares impactará plenamente en las entidades bancarias en los próximos trimestres, por lo que el pago de dividendos y la política de remuneraciones deberá seguir siendo “muy prudente”.

Además ha señalado que la banca debe fortalecerse y ser más rentable, por lo que ha considerado que todavía hay margen para más fusiones bancarias, tras la anunciada entre CaixaBank y Bankia.

En materia de política económica el gobernador del Banco de España ha subrayado la necesidad de mantener los estímulos fiscales y las ayudas a empresas y trabajadores pero focalizando las medidas para que su uso tenga un retorno elevado ya que los recursos públicos son “limitados”.

“Prolongarlas por un período muy dilatado de tiempo en el conjunto de sectores y empresas de la economía podrían acabar entorpeciendo una eventual reasignación de los recursos productivos que pudiera revelarse necesaria tras la crisis”, ha dicho al tiempo que ha recalcado que “no se pueden mantener artificialmente los estímulos y no tiene sentido mantener a empresas ya no viables”.

En el caso de los trabajadores que podrían engrosar las listas del paro en los próximos meses, Hernández de Cos ha apostado por garantizarles rentas y sobre todo formación.

En ese respecto ha apuntado que parte de los fondos europeos de reconstrucción podrían ayudar a costear la creación de un sistema en el que el trabajador acumule de modo anticipado una parte de los costes de despido en un fondo individual mientras mantiene su empleo, al modo de la denominada “mochila austriaca”.

“En el paso hacia este sistema, el fondo de reconstrucción europeo podría desempeñar un papel muy relevante. En concreto, una parte de los recursos del fondo podrían ser utilizados para financiar los elevados costes de transición a ese modelo”, ha propuesto.

“Es momento de arriesgar. No podemos estar paralizados en la acción política”, ha instado el gobernador a los parlamentarios para resolver el problema de la dualidad en el mercado laboral.

Asimismo ha avisado de que en los próximos trimestres el empleo caerá a tasas superiores al 10 % y el paro puede rozar el 20 % en 2022, según las últimas estimaciones del Banco de España.

Hernández de Cos ha insistido en que no se puede hacer una interpretación “excesivamente benigna” del repunte de la economía en el tercer trimestre del año ya que en los meses de verano se han acumulado “señales de que el repunte iba perdiendo intensidad” y es posible incluso que la evolución de la actividad turística haya empeorado en septiembre.

Además ha reiterado la necesidad de forjar “consensos políticos y sociales amplios” para acometer cambios con perspectiva de largo plazo, como por ejemplo en el sistema de pensiones o en el sistema fiscal.

Para el gobernador del Banco de España no es el momento de subir los impuestos pero sí de diseñar un programa de consolidación fiscal que en el futuro reduzca el déficit y que incluya la revisión de gastos ineficientes y la recaudación de impuestos.

“Habrá que tocar y analizar todos los componentes de gasto y de ingreso… Identificar nichos para reducir gastos y también hacer una revisión completa del sistema fiscal español”, ha subrayado tras incidir en que se debería empezar por las desgravaciones, bonificaciones y exenciones que “reducen la recaudación de manera dramática”.

Acerca de ProfesionalesHoy 33776 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy