Bruselas cierra su investigación a Broadcom tras aceptar sus concesiones

Bruselas, 7 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) cerró este miércoles la investigación que había abierto a Broadcom por supuesto abuso de dominio en el mercado de chips puesto que la empresa se ha comprometido a eliminar acuerdos de exclusividad y cláusulas en sus contratos con fabricantes que eran problemáticos para Bruselas.

El Ejecutivo comunitario inició la investigación en junio de 2019 y en octubre de ese año, tras constatar que había “fuertes indicios” de que la firma estadounidense había infringido las normas de competencia, le impuso medidas preventivas para evitar un perjuicio mayor mientras durasen las pesquisas.

Bruselas creía, en concreto, que Broadcom estaba abusando de su posición de dominio en los mercados de circuitos de chips para decodificadores de televisión, módems de fibra y módems xDSL al incluir ciertas cláusulas en sus contratos con seis fabricantes de estos productos.

Estas obligan a los clientes a comprar exclusiva o casi exclusivamente los chips de Broadcom o les confieren ventajas comerciales, como descuentos, a condición de que los adquieran, por lo que la Comisión le pidió que dejase de aplicar, de forma preventiva, estas disposiciones en sus relaciones con los seis fabricantes en cuestión.

Para subsanar el problema definitivamente, Broadcom se ha comprometido con Bruselas a suspender todos los contratos existentes que contengan estas cláusulas de exclusividad o semiexclusividad o disposiciones que ejerzan como incentivo de compra a la hora de proveer sistemas integrados de chips para decodificadores de televisión y módems de Internet, así como a no firmar nuevos contratos de este tipo.

Estos compromisos se aplicarán a todos los fabricantes de este tipo de equipamientos, no solo a los seis afectados por las medidas provisionales, y cubren más productos que los incluidos en estas.

En el Área Económica Europea, Broadcom no podrá exigir a sus clientes o incentivarles con ventajas en el precio al comprar un mínimo de sus chips o condicionar su venta a que se adquieran otros productos de la firma.

En el mercado global (excepto China) no podrá requerir la compra de más de un 50 % de los mismos o condicionar la venta a que adquieran más del 50 % de otros de sus productos.

Bruselas cree que con estas medidas quedan solucionados los problemas de competencia, por lo que las hará legalmente vinculantes, de modo que Broadcom tiene treinta días para aplicarlas y estarán en vigor durante siete años.

Con el cierre de las pesquisas Broadcom se libra de una posible sanción, aunque se no ha comprobado si finalmente infringió las normas, pero si no respeta estos compromisos, la Comisión podrá imponerle una multa de hasta el 10 % de su facturación mundial sin necesidad de probar la infracción de Competencia.

Las medidas adoptadas “asegurarán que los fabricantes de chips que compiten con Broadcom y los que puedan entrar nuevos al mercado podrían competir por sus méritos”, dijo en un comunicado la vicepresidenta de la CE y responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

“Los productores de decodificadores y módems, operadores de telecomunicaciones y cable y, en última instancia, los consumidores se beneficiarán de la competencia entre fabricantes de chips con precios más bajos y productos más innovadores”, afirmó.

Broadcom había recurrido ante los tribunales europeos las medidas provisionales impuestas en 2019 por la Comisión (las primeras en 18 años) y ahora depende de ellos decidir si retiran el recurso, recordó Vestager en rueda de prensa.

Acerca de ProfesionalesHoy 33995 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy