El bloqueo entre países y la Eurocámara podría retrasar el plan de recuperación

Bruselas, 14 oct (EFE).- La entrada en vigor del presupuesto de la Unión Europea para 2021-2027 y del Fondo de Recuperación por la pandemia podría demorarse más allá de enero de 2021 si persiste el bloqueo en la negociación entre los países y la Eurocámara, que hoy volvieron a chocar sobre un posible aumento del presupuesto.

El Parlamento Europeo (PE) pide un incremento de 39.000 millones de euros para el periodo 2021-2027, pero la presidencia del Consejo, que ostenta este semestre Alemania, calcula que con el sistema propuesto por la Eurocámara el aumento equivaldría en realidad a 90.000 millones, una cifra inaceptable para los Estados.

Ambas instituciones retomaron este miércoles la negociación que debe desembocar en un acuerdo para poner en marcha el plan de recuperación acordado en julio por los líderes de los Veintisiete, que en varias partes requiere el visto bueno de la Eurocámara.

Según fuentes diplomáticas, este pacto debería llegar “como tarde en la segunda mitad de octubre” o, de lo contrario, “veremos definitivamente un retraso en la entrada en vigor del Fondo de Recuperación”.

Para que este eche a rodar es imprescindible que los parlamentos nacionales ratifiquen la legislación que permitirá emitir deuda para financiarlo, un proceso largo que varios países rehúsan poner en marcha mientras no haya un acuerdo global sobre todos los elementos del paquete.

Tras mes y medio de conversaciones, los principales puntos de bloqueo son el mecanismo para condicionar el desembolso de fondos al respeto del Estado de Derecho -que no se debatió hoy- y el incremento del presupuesto comunitario que reclama el Parlamento y centró el encuentro de este miércoles.

MÁS PRESUPUESTO PARA QUINCE PROGRAMAS

La Eurocámara, que inicialmente pedía incrementar 40 partidas comunitarias, rebajó su demanda la semana pasada y pidió aumentar quince programas emblemáticos -como el de intercambio Erasmus o el de ciencia Horizonte- con un total de unos 38.500 millones de euros.

La presidencia del Consejo respondió ofreciendo un aumento de entre 5.000 y 9.900 millones de euros, que fue rechazado por el PE.

Ayer, la Eurocámara hizo una última oferta que mantiene sus demandas en 39.000 millones, pero plantea lograrlo aumentando solo en 9.000 millones el techo total del presupuesto.

El resto del dinero saldría de sacar de este techo unos 13.000 millones presupuestados para pagar intereses del Fondo de Recuperación, de partidas no utilizadas a medio plazo y de aprovechar la flexibilidad en algunos instrumentos financieros.

Sin embargo, la presidencia alemana calcula que este sistema arrojaría en realidad un incremento de 90.000 millones de euros, según indicó en Twitter un portavoz, algo que niega rotundamente el Parlamento Europeo.

“La oferta de compromiso del Parlamento es de 39.000 millones (…) para cumplir el Pacto Verde, apoyar la transición digital, reforzar nuestros sistemas y redes sanitarias, apoyar a jóvenes e investigadores”, dijo en un comunicado su jefe negociador, Jan van Overtveldt, quien acusó a la presidencia de diseminar “información distorsionada”.

Los eurodiputados recuerdan que esto supondría solo un incremento del 2 % en el paquete total de 1,8 billones de euros acordado en julio (1,074 billones del presupuesto y 750.000 millones del Fondo de Recuperación) y que su demanda responde a que en julio los líderes aplicaron recortes a estas partidas.

El Consejo, por su parte, defiende que esa cifra supera con creces las demandas parlamentarias previas a la pandemia e insiste en que reabrir el acuerdo, un frágil equilibrio logrado tras cuatro días de dura negociación, para aumentar el techo presupuestario podría hacer descarrilar el plan.

“No podemos ahora, por diez o quince mil millones, andar bloqueando algo de lo que depende mucho, ya no solo la salida de la crisis económica, sino la vida y el bienestar de muchísima gente”, apunta un diplomático, que ve “difícil” convencer de un aumento presupuestario a algunos Estados a los que ya costó convencer del acuerdo en julio.

“No tenemos mucho tiempo, hay que ser adultos”, añadió, recordando que el Fondo depende aún de la ratificación parlamentaria.

Fuentes diplomáticas de otro Estado apuntan que podrían encontrarse “6.000 o 7.000 millones de euros” adicionales gracias a los márgenes que deja el presupuesto, sin necesidad de aumentar el techo, pero advierten de que será complicado ir más allá.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, planteará mañana la cuestión en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, y la canciller alemana, Angela Merkel, también prevé mencionarlo en su resumen sobre las actividades de la presidencia, según fuentes diplomáticas.

Sin embargo, no se espera una discusión en detalle a nivel de líderes hasta que se haya cerrado un pacto, y de momento no hay fecha para la próxima ronda de negociación.

Ésta podría tener que celebrarse en la última semana de octubre si el Parlamento mantiene su pleno de la próxima semana en Estrasburgo.

Acerca de ProfesionalesHoy 33995 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy