Andalucía rechaza aportar 20 millones a Abengoa al no existir cauces legales

Sevilla, 15 oct (EFE).- La consejera andaluza de Empleo, Rocío Blanco, ha insistido hoy en que la Junta de Andalucía “no tiene instrumentos financieros ni mecanismos legales” para conceder una ayuda de 20 millones de euros a la empresa Abengoa, y ha alertado de los riesgos que se cometieron en el pasado con los fallidos préstamos y avales en los casos ERE, Isofotón e Invercaria.

La consejera ha expresado su preocupación por el futuro de la multinacional andaluza y de sus aproximadamente 1.800 trabajadores en Sevilla, si bien ha insistido en que la “crisis de esta empresa no es por culpa de la Junta” y, de hecho, ya ha sido rescatada en dos ocasiones desde 2015 evitando el cierre definitivo.

“Los problemas de Abengoa vienen de atrás y no se solucionan con una aportación de la Junta de 20 millones”, ha afirmado la consejera en alusión al supuesto compromiso que adquirió el Gobierno andaluz, según la compañía, para aportar dicha cantidad dentro del proceso de reestructuración financiera de la ingeniería y cuyo plazo amplió hasta este jueves en espera de la respuesta de la Junta.

La consejera informó hoy en comisión parlamentaria sobre las perspectivas de futuro de Abengoa y el mantenimiento del empleo en Andalucía, a petición del grupo socialista.

El diputado del PSOE Juan José Martín ha lamentado el “jarro de agua fría” de la Junta para las más de 2.500 familias que dependen de esta multinacional andaluza y le ha pedido que “dé un paso adelante” buscando soluciones como ha hecho en otros casos como, por ejemplo, con Canal Sur, al que aportó recientemente once millones del fondo covid-19.

Ha acusado a la Junta de Andalucía de crear expectativas e ilusionar a la empresa y a los más de 7.000 trabajadores entre directos e indirectos para finalmente no “concretar nada”, y ha defendido que se conceda ese dinero a una empresa puntera e innovadora como Abengoa.

La consejera le ha recordado que cuando gobernaba el PSOE en Andalucía en 2017 el anterior consejero de empleo, José Sánchez Maldonado, defendió el mismo planteamiento que el que sostiene ahora el Gobierno andaluz en relación con los apoyos públicos a Abengoa en el sentido de que cualquier mecanismo debe ser legal y transparente y validado por los servicios jurídicos.

Ha incidido en que “existen precedentes que hacen actuar la máxima de las cautelas” y se ha referido al informe de la Cámara de Cuentas que sitúa en 119 millones los avales concedidos por la Junta a empresas pendientes de recuperar en 2018 y muchas de ellas están en concurso de acreedores, ha apuntado.

Igualmente, en el pasado se obviaron los requisitos y las finalidades de las subvenciones excepcionales, lo que ha motivado la apertura de procedimientos penales para su recuperación.

Y ha citado el caso de la malagueña Isofotón, que era puntera en energía solar, y la Junta le otorgó 80 millones en subvenciones en siete años, y entró en 2013 en concurso de acreedores y ahora los tribunales juzgan la supuesta ilegalidad de esas ayudas, así como las de Invercaria.

En el caso de las ayudas públicas a los ERE, la sentencia confirmó malversación de fondos y prevaricación en este sistema puesto en marcha durante más de una década por el anterior ejecutivo socialista y que condenó a altos cargos de la Junta, ha recordado la consejera, quien, además, ha señalado que se constató la discriminación de más de 112.000 trabajadores que estuvieron afectados por los ERE pero no se beneficiaron de las ayudas frente a los 6.099 que sí lo hicieron.

Acerca de ProfesionalesHoy 33964 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy